Que puede asombrar de lo que ocurre en el fútbol argentino, absolutamente nada. A horas de la eliminación de Unión de la Copa Argentina y mientras el plantel retomaba los entrenamientos a puertas cerradas, a la espera del partido de este lunes en el “15 de Abril” con Samiento de Junín, ya comenzaron a trascender nombres de posibles reemplazantes a un Leonardo Madelón, que en el propio Minella tras la derrota con River dejó abierta la posibilidad de su alejamiento.

Uno de los primeros nombres en aparecer fue el de Claudio Gugnali quién hace algunos meses estuvo en Santa Fe, conversando con Luis Spahn de la posibilidad de un proyecto para las divisiones inferiores del club. Gugnali quién dirigió a la reserva y la primera de Unión, integró el equipo técnico de Alejandro Sabella en 2014, cuando la Argentina llegó a la final del Mundial en Brazil.

A altas horas de la noche el nombre habría sido descartado, aunque el propio Gugnali no estaba muy entusiasmado, porque según cuentan la reunión de hace algunos meses con Spahn fue muy protocolar y fría.

Mientras pasa unos días de vacaciones en el Caribe otro de los máximos dirigentes del club, que al igual que el presidente no estuvo en Mar del Plata, lanzó el nombre de Mauricio Pellegrino, un técnico que entusiasma, pero que sería inalcanzable para las posibilidades económicas de Unión.

Este lunes habrá un cónclave del que participará Madelón y el presidente, un mano a mano donde seguramente quedará definido como se sigue. Cuentan que en la vuelta desde La Feliz los referentes del plantes pidieron mantenerse en el equipo el lunes ante Sarmiento.

Este lunes como aperitivo del partido juega la reserva en el estadio principal y dicen que un dirigente que en los últimos meses quedó parado en la vereda de enfrente de Madelón, ya le susurró al oido a Juanpi Pumpido, que vaya preparando el interinato.