La renovación del contrato de Lionel Messi con el club Barcelona fue eje de la disputa entre los medios de la capital española, Madrid, quienes ponen en duda la continuidad del jugador en España, y los de la ciudad catalana, que aseguran que el argentino seguirá como jugador “azulgrana” más allá del 30 de junio de 2018.

La polémica se inició con la tapa que publicó hoy el diario deportivo Marca, madrileño y pro Real Madrid, en la cual asegura que Messi ya le avisó a su club que no renovará o, al menos, tiene dudas de continuar a partir de junio de 2018, cuando finalizará su séptimo vínculo con la institución catalana.

“Messi tomó una decisión que puede ser trascendental: no renovar su contrato con el Barcelona y esperar a que finalice en año y medio para decidir su futuro”, publicó el diario de la capital española, que luego arriesga que, inclusive, el jugador evalúa no completar el actual vínculo.

Según “Marca”, el rosarino de 29 años está molesto por el maltrato que recibió por parte del fisco español y “quiere esperar antes de decidir junto con su mujer (Antonella Roccuzzo) y sus hijos (Thiago y Mateo), que han pasado a ejercer una influencia prioritaria en su vida que antes correspondía a su padre”.

Barcelona le habría ofrecido a ‘La Pulga’ “un contrato largo para que se retire en el Camp Nou y luego siga ligado como patrimonio del club”, por lo que estaría esperando una respuesta del jugador que debutó como “blaugrana” en 2004, cuando tenía 17, y con el que ganó 29 títulos entre locales e internacionales y del cual es el máximo goleador en la historia. Además, cosechó cinco balones de oro.

“Hoy sólo Messi sabe si renovará o mantendrá su intención de acabar su contrato y, en junio de 2018, decidir su futuro”, concluye la publicación madrileña, que ya especula con un acercamiento del internacional albiceleste con el Manchester City inglés, entrenado actualmente por “Pep” Guardiola.

Inmediatamente, el diario catalán Mundo Deportivo salió al cruce y aseguró que el “Barsa” está “tranquilo” ante la renovación de Messi y le hará una oferta económica acorde a su condición de mejor jugador del mundo para ampliarlo al menos por cinco años más o, si él lo desea, “de forma vitalicia”.

El primer paso fue renovarle a su compatriota y amigo, Javier Mascherano, a Sergio Busquets y el brasileño Neymar, y empezará a trabajar para retener al uruguayo Luis Suárez, al croata Iván Rakitic y al alemán Ter Stegen.

Según Mundo Deportivo, fuentes del club catalán explicaron que están “tranquilos” ante ciertas informaciones, en las que detectan cierta intención “de enredar el futuro del crack y generar presión a la entidad”.

La misma fuente apunta que la nota de tapa del matutino madrileño es una represalia porque Barcelona no envió ningún representante a la entrega de los Premios Marca, que entrega ese diario, como una forma de boicot al premio Fair Play que le entregaron a Javier Tebas, presidente de la Liga española.

Tebas había calificado de provocadores a los jugadores del club “Culé” que recibieron un botellazo en el partido de Barcelona ante Valencia, en Mestalla.