El ex técnico del Sabalero, quien actualmente se encuentra trabajando en Newell’s, que junto a San Lorenzo son escoltas de Estudiantes, habló del partido del próximo sábado en el Brigadier López. “Colón me dio mucho más de lo que yo le dí al club”, afirmó.

Diego Osella, ex entrenador de Colón y que actualmente se encuentra dirigiendo a Newell’s -uno de los escoltas del líder Estudiantes- habló con Diez en Deportes en la previa del partido que La Lepra jugará el próximo sábado frente al Sabalero en el Brigadier López. En el inicio de la charla comenzó hablando del momento de su equipo y de la victoria que viene de lograr frente a River y dijo: “Por la calidad del rival se puede decir que fue nuestro mejor partido. El equipo se empezó a soltar después del clásico y estamos viendo mejores versiones, el haberse sacado el clásico de encima después de ocho años le dio a los jugadores la tranquilidad que no tenían”.

Y agregó: “A mí me gusta construir desde el orden, es indudable que por las características de los jugadores que tenemos necesitaban una pretemporada acorde a su jerarquía. Retomaron el nivel que tuvieron durante toda su carrera, son jugadores de muy buen pie. Formica, Nacho (Scocco) y Maxi Rodríguez están haciendo un gran campeonato. Nosotros sabíamos que los refuerzos y la jerarquía la teníamos adentro, y que los refuerzos tenían que aportar ganas de trabajar, trajimos jugadores de Olimpo que están rindiendo mucho. No es poco sumar 21 puntos, ganar el clásico, hace mucho que no se lograba. Logramos una localía fuerte, estamos tranquilos pero vamos a paso firme”.

“La que tengo es gente muy inteligente, en su momento cuando Formica no estaba bien le hicimos entender que tenía que ponerse bien físicamente para que aflore su jerarquía, lo mismo pasó con Mateo, Scocco. Tienen la humildad de los grandes. Ahí vamos con tranquilidad, disciplina táctica, estamos transitando un torneo de manera tranquila con todo lo que eso significa en el fútbol argentino. Estamos en un buen momento, pero sin que nos sobre nada”, manifestó el ex técnico de Colón y Olimpo.

Sobre si será un partido especial ante Colón, dijo: “Sin ninguna duda que será especial, siempre digo que le debo mi carrera de entrenador, una parte importante, se la debo a Colón. Eduardo Vega me dio la posibilidad de llevarme cuando no me conocía nadie, es indudable que Colón me dio mucho más de lo que le dí al club, y voy a estar eternamente agradecido. Será difícil olvidarse lo que vivimos, le tengo un gran aprecio al club. Será raro, porque lo sigo a Colón y quiero que le vaya bien, ahora vamos a estar enfrente. Ojalá la razón se imponga al corazón y pueda estar enfocado en el partido”.

“Nos tocó trabajar en un momento crítico de la institución, con jugadores jóvenes. Ese equipo le devolvió la ilusión a la gente, no venía a un equipo que jugaba bien sino a un equipo que se jugaba la vida en cada pelota. Y a eso la gente lo valoró mucho. Fue el equipo que más fechas estuvo puntero y terminó descendiendo, fue muy raro. Hubiese sido un regalo muy grande para los chicos, se lo decía al Pipa (Lucas Alario) el otro día, había jugadores que cuando llegamos estaban para salir, ir al Nacional B, con pocas posibilidades. Hoy ver el presente de muchos, me da mucho orgullo”, enfatizó el DT.

“La gente va a alentar como siempre por el equipo, pero ojalá se acuerde de todo el esfuerzo que hicimos con el grupo de jugadores y que pasemos un momento lindo”, fue otra de las frases del DT.

“Si no pasa nada raro repetiremos el equipo, faltan días y puede surgir algún imponderable. Lo vamos a tener a Mauro Matos a disposición, siempre daba los equipos los jueves para los domingos, porque creo que no hay secretos, el secreto es el trabajo y no habrá nada raro”, dijo sobre el equipo que presentaría el próximo sábado en el Brigadier López.

También se refirió a la situación que vivirá Sebastián Prediger, quien fue maltratado por los hinchas cuando jugó con Belgrano y dijo: “Hicieron responsables a chicos por hechos que sucedieron sin tener que ser así, renunció hasta una deuda por Colón, y sé todo lo que quiere al club. En ese momento fue lo más fácil adosarle a los jugadores el problema. Si la gente le muestra lo contrario él tiene que saber que es un profesional, tendrá que abstraerse, aunque seguramente será difícil. Lo tendrá que resolver en la cancha con inteligencia”.

Por último, se refirió al momento institucional de Newell’s, y dijo: “Es difícil sostener cuando la estructura no está como tendría que estar, Newell’s es demasiado grande. Cuando no estaban los resultados creíamos que era por eso, ahora a pesar del buen momento se sigue sucediendo. Hay gente que se tiene que encargar de la seguridad, yo trato de enfocarme en el día a día y en el trabajo”.