Cerca de las elecciones, la interna dirigencial y deportiva quedó expuesta y el futuro de los equipos femeninos es una incógnita.

rás quedaron los tiempos de festejos y noticias positivas del hockey femenino. En la última semana, el despido del enternador de las Leoncitas Agustín Corradini y las posteriores declaraciones del técnico de las Leonas, Gabriel Minadeo, dejaron expuestas las internas del deporte. Pero eso no fue todo. En medio de las declaraciones cruzadas, varios dirigentes de la Confederación Argentina de Hockey le agregaron confusión a la situación, desmintiendo a Minadeo y solicitandole a la presidenta Sandra Isola una reunión para aclarar lo ocurrido.

Todo comenzó con el despido de Agustín Corradini del seleccioando juvenil con el que se había consagrado campeón del mundo el mes pasado.

“El presupuesto del Enard se redujo y, además, se dispuso desde la Confederación que nadie puede estar trabajando en simultáneo en dos seleccionados. Tenía que tomar la decisión de achicar mi grupo de trabajo; las razones por las que dejo afuera a Agustín son personales, quedan entre nosotros. Ojalá esté a cargo de algunas juveniles cuando se formen la sub 18 [competirá en 2020] o la sub 16 [tendrán un torneo en 2018]”, fue la explicación que dio Minadeo en LA NACION el sábado pasado.

Lo sorpresivo es que hoy, tras aquellas declaraciones de Minadeo un grupo de dirigentes de la Confederación emitió un comunicado en el que desmiente haber tenido conocimiento y participación de dichas decisiones. “Ante los recientes comentarios […] del técnico del seleccionado mayor, las Leonas, Gabriel Minadeo […] los abajo firmantes, autoridades de la Confederación Argentina de hockey sobre césped y pista, desconocemos y desmentimos todo esto”.

La carta está firmada por el vicepresidente Marcelo Weibender, el secretario Mario Galliano, el tesorero Luis Ventura, la prosecretaria Graciela Molina, y los vocales Mirta Ormeño, Alejandro Torres, Luis Abbruzzese, Ahmed Muza, Guillermo Decoud Griet y los revisores de cuentas Héctor Ceresola, Claudio Allende y Aldo Effenberger.

Minadeo, en diálogo con Clarín, había justificado sus decisiones: “Tal vez porque hay elecciones, se especula mucho con quién puede seguir y quién no, tanto en la Confederación como en los cuerpos técnicos… Él (Corradini) viene de ganar un torneo y creo que se transformó en una persona de rol principal. A la larga o a la corta tendrá un rol más protagónico y tendrá la oportunidad de dirigir una selección mayor, no lo dudo”, dijo. Y siguió: “Uno debe estar tranquilo con lo que decide; a veces sale bien y otras no. Me toca tener bastante exposición y hay que asumirlo. Ahora tiene más trascendencia que otras veces, pero en su momento también cambié de preparador físico (Alejandro Torres) porque no me cerraba lo que necesitaba aunque él era un gran preparador. Eso no tuvo tanta repercusión, es raro”.

Por este motivo, más la desvinculación inesperada de Noel Barrionuevo el mes pasado, la comisión directiva llamó a una reunión urgente el próximo viernes, para aclarar los procedimientos y cómo continuará el proceso en 2017.