El jugador de Boca Juniors y campeón olímpico Carlos Delfino confesó hoy que se “muere” por debutar ya en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB), tras estar en el banco de suplentes en la derrota ante Ferro Carril Oeste.
“Me muero por debutar ya, quiero que sea jueves para estar en la cancha. Esta noche no jugué (su equipo perdió con Ferro Carril Oeste por 71 a 70) porque apenas me había entrenado un día y ya habíamos acordado con el entrenador (Ronaldo Córdoba) que iba a descansar”, detalló el ex NBA en la rueda de prensa.
“A pesar de que dormí 10 horas en los últimos cinco días, siento esas ganas de estar con los chicos adentro. Lamentablemente el partido se nos escapó por un punto pero vi un equipo que fue al frente y me encantó”, valoró.
Boca ocupa el último escalón de la Conferencia Sur, con un récord de 11 victorias y 28 derrotas, aunque el santafesino aclaró que todavía no hay que mirar hacia “abajo”, ni apretar el “botón de pánico”.
Por otro lado, el ‘Lancha’ le agradeció a todo el público presente por el cálido recibimiento y contó que no esperaba “tanto cariño”.
“Me impresionó el marco en las tribunas, estando afuera del país es complicado seguir la liga siempre y no pensé que fuese así. Ojalá la gente de Boca nos acompañe de la misma manera en casa”, deseó.
El ‘xeneize’ recibirá el próximo jueves a La Unión de Formosa, en lo que será el regreso oficial de Delfino al certamen local.