El palista Rubén Rézola Voisard programó un 2017 con el objetivo de continuar sus estudios secundarios en el primer semestre y con competencias internacionales en el segundo semestre. Estará el Campeonato del Mundo en República Checa y en el Panamericano..

El 2017 será un año de actividad importante para Rubén Rézola Voisard, ya que tiene previsto en el primer semestre continuar con sus estudios para completar y recibirse en el nivel educativo secundario; y a su vez en la segunda mitad del año competir en el Campeonato del Mundo de Canotaje en República Checa y en el Panamericano que aun no tiene confirmado el lugar, pero que sería en Ecuador en setiembre u octubre.

Durante los primeros meses del año Rubén estuvo realizando el trabajo fuerte de pretemporada; hoy los ejercicios se basan en ir saliendo de a poco de dicho acondicionamiento para ir sumando movimientos en el kayak que sirven para adquirir velocidad en las distancias cortas.

Rézola se encuentra llevando a cabo los trabajos en el agua en el Lago del Parque del Sur, en la ciudad de Santa Fe, en el Club Naútico El Quillá con el nuevo kayak de la firma Nelo.

Este kayak con el que entrena actualmente es el mismo modelo que utilizó en las competencias europeas del año pasado y en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Una de las características principales que tiene este modelo es que fue fabricado especialmente para la distancia de 200 metros, tiene mejor estabilidad y su casco es un poco más alto.

Hoy Rubén está en la etapa de amoldarse al nuevo kayak, adaptándolo a sus medidas, en la búsqueda del equilibrio ideal para que el peso sea el adecuado para que a la hora de competir la proa no se eleve sino que vaya “planchada” en el agua para que se pueda desarrollar la mejor velocidad.

Créditos de las fotos: Prensa Objetivo Tokio.