Christian Bernardi habló en la antesala del partido como visitante del próximo domingo, a las 17, frente a Temperley, destacando que “ellos necesitan los puntos, al igual que nosotros”. “Este es un plantel competitivo”, resaltó.

Llegó a Colón de la mano de Paolo Montero, donde alternó más malas que buenas, pero en este 2017, el rendimiento de Christian Bernardi fue en franco crecimiento. Quizás el arribo de Eduardo Domínguez le renovó las expectativas y, de la mano del progreso del equipo, el volante también fue explotando muchas de sus condiciones.

Su versatilidad le da un plus por sobre jugadores, es así como es una constante opción para el DT, tanto jugando por las bandas como por el centro. En este caso y, tras una gran aparición en el segundo tiempo del Clásico, Gambeta volvió a ganarse un lugar dentro de los titulares para el partido ante Temperley del domingo, a las 17. “Me acostumbré a jugar tanto por adentro como por afuera. Quizás por las bandas es donde más me tocó desempeñarme, pero trato de adaptarme a lo que me pida el técnico”, dijo.

Con su típico tono bajo y palabras cortas, reconoció que quizás los dos puntos sobre seis en casa (empates ante Atlético Tucumán 2-2 y Unión 1-1) no dejó al grupo del todo conforme: “Fue muy lindo tener esa racha ganadora, incluso ya nos habíamos acostumbrado y por ahí los últimos dos empates los tomamos con un poco de sabor amargo, pero es parte de este deporte en el que reinan tres resultados posibles. De igual modo, siempre trabajamos para ganar, aunque a veces las cosas no se dan, pero hay que seguir por el mismo camino”.

Asimismo, expuso que se está en la búsqueda de mantener una regularidad durante todo el partido, máxime si se tiene en cuenta que el equipo no exhibe su mejor versión en los primeros tiempos: “No nos preocupan los cambios de un tiempo a otro, porque son cosas que le pasan a todos los equipos. Por eso pasa por nosotros, de tratar de mantener un nivel durante los 90′ y la concentración el mayor tiempo posible, porque cuando entrás en un bache es ahí donde aparecen los errores. Entonces estamos buscando eso con el constante trabajo”.

Ahora se viene Temperley, que necesita sumar para no irse al descenso. “Esto es muy parejo. En la recta final todos los equipos pelean por algo y cada partido se torna muy duro. Ellos necesitan los puntos con urgencia, pero nosotros también, entonces el que mejor haga las cosas ganará. Estamos confiados y por eso creemos que haremos un buen partido”.

“Todos los rivales son difíciles y este juego es muy importante para nosotros. Quedan todavía seis partidos y por eso buscaremos ir a ganar como lo hicimos en todas las canchas. Por suerte las cosas en este semestre nos fueron bastante bien, por ende si mantenemos la concentración y el trabajo en equipo, sumado a la humildad y la solidez grupal, creo que iremos por el buen camino”, agregó.

Cuando se le consultó para qué están, prefirió ser cauto:”No hablamos de puntaje, aunque lo que si sabemos es que tenemos que sumar la mayor cantidad posible y, en la parte final del torneo, sabremos para qué estamos”.

“No podemos mantener dejar de hacer el trabajo que nos llevó a este grato presente y por eso vamos avanzando entre todos. El equipo tiene una buena rotación y todos los muchachos tienen las mismas ansiadas de jugar. Es un plantel muy competitivo”, concluyó.