Unión y Leonardo Madelón se reencontraron. Apenas pasaron ocho meses desde su último alejamiento, y dos entrenadores (Juan Pablo Pumpido y Pablo Marini). Es su tercer ciclo como entrenador. En total, Leo dirigió al Tate 121 partidos, de los cuales ganó 40, empató 49 y perdió 32.

En su último paso por Unión, estuvo al frente del equipo rojiblanco en 104 ocasiones: ganó 38, empató 41 y perdió 25. En esos encuentros, el conjunto santafesino marcó 130 goles y recibió 109. Sumó 155 puntos sobre 312 posibles (49.68% de efectividad).

“Unión está golpeado pero con muchas ganas de salir. Mi salida anterior fue una decisión sabia, después me equivoqué al ir a Belgrano. Ahora, llegó el momento de trabajar mucho y que los hinchas nos ayuden, porque sólo saldremos adelante entre todos”, dijo el entrenador luego de la presentación por parte del presidente, Luis Spahn.

“Unión sigue siendo un club importante en el fútbol argentino, así que no dudé en venir. Creo que hay que aumentar la autoestima de todos y voy a necesitar que me ayuden todos. No es tiempo de mirar para atrás y buscar culpables”, comenzó diciendo Madelón. “Vamos a elegir bien, tanto la salida como los ingresos. Lo vamos a manejar con mucha inteligencia. Lo de los jugadores lo vamos a trabajar en silencio. Se trata de compromiso, de buenas personas que quieran venir, no tanto de figuras”, señaló el entrenador rojiblanco. En las próximas horas se conocerá la lista de jugadores transferibles y las primeras negociaciones para reforzar el plantel.