De esta manera se refirió Matías Fritzler a las expectativas que le genera su llegada a la institución sabalera.

Eduardo Domínguez lo conocía de su paso por Huracán, por ese motivo y ante la ida de Gerónimo Poblete no llamó la atención que el entrenador le dijera a José Vignatti que Matías Fritzler era el plan A para reforzar la zona media. Por ese motivo, el presidente se puso rápidamente en contacto con el mediocampista y llegaron a un acuerdo para que arribe a Colón a préstamo por un año. De esta manera y para satisfacción del DT el Polaco se incorporó en el inicio de la pretemporada.

Luego de una semana y media de trabajo, Fritzler opinó respecto a los motivos que lo llevaron a ser refuerzo rojinegro, más allá de tener otras propuestas como por ejemplo continuar en el Globo. En charla con radio La Red 96.7 habló de las ilusiones que le genera jugar en el Sabalero y volver a ser dirigido por Domínguez.

“Me siento muy bien, antes que nada contento por la manera en que me recibieron en el club. Siempre me tracé objetivos importantes y este es un lugar en donde se pueden concretar. Estoy convencido que podemos pelear por cosas importantes”, comenzó diciendo.

Consultado si fue determinante que Domínguez sea el técnico para llegar a Colón respondió: “Ya los conozco (cuerpo técnico) y saben lo que puedo brindarles. Obviamente que ese fue un punto fundamental, pero también pesó mucho el nivel y lo que hizo Colón en el último torneo. Por eso estoy muy entusiasmado porque tenemos condiciones como hacer las cosas bien. En su momento cuando estaba en Lanús Eduardo me llamó para ir a Huracán y me convenció su propuesta y su intención de conformar equipos protagonistas y en este caso no fue la excepción”.

Respecto con lo que se encontró en los primeros días de trabajo afirmó: “Hay muy buenos jugadores en el club y se nota que los dirigentes quieren apoyar al cuerpo técnico para continuar en los primeros planos. El lugar de trabajo es espléndido y el jugador tiene todo para entrenarse muy cómodo y pensar únicamente en practicar y jugar. Recién llego y tengo que ganarme un lugar dentro del equipo, pero obvio que me gustaría jugar más allá de que eso es decisión del técnico. Físicamente estoy muy bien.