“Gracias a todos los que estuvieron conmigo. Nuevo comienzo”. Federico Coria , el hermano de Guillermo Coria , literalmente comenzó una nueva etapa en su carrera tenística y así lo expresó en las redes sociales. De 26 años y actual 391º del ranking, volvió a competir (en un Future en Rumania) luego de haber sido sancionado en junio pasado por la Unidad de Integridad del Tenis (TIU, por sus siglas en inglés) por no haber reportado que le ofrecieron arreglar partidos en el Future de Sassuolo, Italia, en 2015. Si bien aquel informe indicó que no aceptó el soborno, según la TIU, “infringió el reglamento anticorrupción” al no denunciarlo, cometió una infracción “técnica” y así fue como lo suspendieron hasta el domingo pasado (la investigación duró más de dos años).

Coria, que en su momento explicó que no había realizado la denuncia porque había sido amenazado y temía por su seguridad, reapareció en el Future 9 de Rumania (sobre polvo de ladrillo, con 25.000 dólares en premios), en la ciudad de Pitesti. Como segundo preclasificado, debutó en el cuadro individual (ya lo había hecho en el de dobles) y triunfó por 6-3 y 6-4 ante el jugador local Victor Vlad Cornea (24 años, 710º del ranking ATP). “Estoy contento por volver a jugar. Tengo una mezcla de sensaciones, me siento raro. Tenía ansiedad, porque una cosa es entrenar y otra es la competencia, donde se baja mucho el nivel. Considero que no fueron solamente dos meses afuera (NdR: el tiempo que pasó entre que se hizo pública la sanción y el domingo pasado); fue mucho más lo que duró el proceso desde el momento que me avisaron que me investigaban. La primera entrevista que tuve fue en noviembre de 2015 y después tuve otra en la que ya me avisaron que iba a tener que defenderme…”, le dijo Coria a LA NACION, desde Rumania. Y añadió, sincero: “Pasé por momentos difíciles porque no sabía a qué tipo de sanción podía enfrentarme ya que nadie me decía nada. (se emocionó). No sé qué decir. estoy contento de empezar de nuevo”.