El capitán de Colón destacó la actuación del equipo ante San Lorenzo, más allá de la eliminación en la Copa Argentina tras caer por penales en el Coloso Marcelo Bielsa.

Guillermo Ortiz estaba jugando un gran partido en el Coloso Marcelo Bielsa ante San Lorenzo, pero en el final cometió una mano en el área y el árbitro Andrés Merlos cobró penal, que luego Leonardo Burián le atajó a Nicolás Blandi.

El capitán era el encargado de sentenciar la tanda de penales, pero no pudo llegar a patear el suyo ya que el arquero Nicolás Navarro se lució y fue el gran artífice de la clasificación del Ciclón.

En zona de vestuarios, el primero en dar la cara fue justamente el defensor sabalero, quien comenzó diciendo: “Los penales es para cualquiera de los dos, nos tocó perder pero en otras ocasiones ganamos. Durante el partido nos sentimos bien, fue muy dinámico. Convertimos el 2-0 y enseguida nos descontaron. No pudimos encontrarle la vuelta a los jugadores que pusieron por afuera, y encontraron el empate en una jugada desafortunada. La suerte estuvo del lado de ellos. Hay que seguir porque nos quedan cosas importantes, tenemos un gran objetivo en Colombia por la Copa Sudamericana”.

“Da bronca porque íbamos ganando 2-0, pero veníamos haciendo muchas cosas buenas. Encontramos circuito de juego ante un gran rival, la idea era pasar de fase, pero estas cosas también pueden ocurrir en el fútbol”, agregó sobre el rendimiento de Colón.

Y destacó: “Lo futbolístico era una deuda que teníamos. Estamos encontrando el circuito de juego, pero nos vamos con bronca porque hoy queríamos ganar. Duele porque hicimos muchísimas cosas buenas, ante un gran rival, en una circunstancia donde si perdés quedás eliminado. Demostramos que podemos jugar bien, y estamos convencidos de la forma que lo hicimos”.