El lateral, quien fue el mejor de Unión en la derrota ante Vélez, contó cuál es la clave para que el equipo pueda levantar cabeza tras un pronunciado bajón futbolístico.

Damián Martínez fue uno de los pocos jugadores de Unión que se salvó del desconcierto generalizado en la derrota frente a Vélez, que significó un duro golpe para el presente del equipo, que solamente pudo sumar un punto en sus últimas tres presentaciones.

El lateral venía de cumplir una fecha de suspensión tras haber llegado al límite de cinco amonestaciones y siempre se mostró como el jugador más claro del equipo, incluso desbordando y asistiendo a sus compañeros con sus desbordes por la derecha.

Luego del partido, el exdefensor de Independiente fue uno de los que habló del presente futbolístico del equipo y comenzó diciendo: “Venimos trabajando duro, tuvimos dos semanas para preparar el partido. Entramos un poco desconcentrados los primeros 15 minutos, manejaron la pelota, tuvieron una situación y fue gol. Intentamos de todas maneras con aproximaciones pero no pudimos concretar, nos falta en los metros finales. Hay que seguir trabajando y corregir los errores”.

Sobre el bajón fubtolístico en los últimos tres partidos en el 15 de Abril, indicó: “Son momentos, hay que volver a trabajar y confiar en el compañero. Veníamos bien y hay que volver a ser el equipo que éramos antes, intenso y agresivo”.

Por último, cuando se lo consultó por el mensaje de Leonardo Madelón luego del partido, dijo: “Tenemos su apoyo, creo es un técnico al que le gusta trabajar y le vamos a encontrar la vuelta. Tenemos revancha y hay que terminar de la mejor manera los dos partidos que quedan (San Martín y Banfield”.