El volante de Newell’s, autor de un golazo ante Uruguay para la Sub-20, todavía no tuvo ni una práctica con el plantel profesional, pero ya lo hizo con el crack del Barcelona. ¿Cómo? Fue sparring en la Copa del Mundo de Rusia. Conocé a una de las piezas claves del equipo de Batista.
Moreno, el catamarqueño que todavía no debutó en Newell’s pero entrenó con Messi
En mayo soplará las 20 velitas, posiblemente en Polonia en la víspera de la Copa del Mundo, pero todavía no debutó en la Primera de Newell’s. A Aníbal Moreno, una de las grandes figuras de la Selección Argentina Sub-20, lo mirarán con otros ojos en la vuelta a Rosario después de su gran Sudamericano.

El mediocampista central nació en San Fernando del Valle de Catamarca, pero se mudó a los 12 años para sumarse a la Academia Duchini en Villa Constitución. Al año siguiente dio el salto a la Lepra, que en agosto pasado le hizo contrato hasta 2021 luego de una de las grandes experiencias de su vida.

El principio del 2018 lo tuvo a maltraer por una pubalgia. “Estuve parado seis meses por una lesión y pensé que no tendría muchas posibilidades de volver”, expresó. Sin embargo, la historia iba a tener un final feliz.

Una vez recuperado atendió un llamado que le cambió el panorama y fue para ser sparring de la Selección en el Mundial de Rusia 2018. Allí, Moreno marcó a Lionel Messi, luchó con Javier Mascherano y practicó a la par de Ever Banega, uno de sus referentes para el puesto.

Después de pasar por semejante momento, el volante también gritó campeón con la Selección en el torneo internacional de L’Alcudia, ya bajo las órdenes de Lionel Scaloni. De Moscú a Rancagua, su vínculo con la celeste y blanca se fortaleció y ya mostró tener muy buena proyección para el futuro.