Pulga admitió la compleja realidad en la que está inmerso Colón, pero dijo que “ahora se viene una semana larga para aprovechar”

“Uno trata de hacer goles. Creamos situaciones y me pongo contento cuando hago goles, pero me iría más contento si fuera con un triunfo”, reconoció el delantero de Colón, Luis Rodríguez, después del empate de este sábado por la noche 1-1 en Santa Fe ante San Lorenzo.

Pulga habló a la salida de los vestuarios y fue tajando respecto a la realidad de un equipo al que le cuesta encontrar el funcionamiento deseado pese a que se está muy cerca del final del torneo. “Fue un viajo largo (a Perú para jugar por la Copa Sudamericana) que no nos permitió entrenar. Es muy poco lo que pudimos hacer, apenas si se paramos un equipo el viernes. Fue más conversado que trabajo. Ahora se viene una semana larga para aprovechar”.

En el cierre de la atención a la prensa, acotó: “Somos muy autocríticos y entendemos que no estamos bien grupalmente. Hoy no somos un equipo sólido y estamos en busca de serlo. Ojalá agarremos rápido la idea de Pablo (Lavallén), de ser compactos y que podamos ganar en todas las condiciones”.