El ex-presidente sabalero Germán Lerche rompió el silencio y dejó una serie de definiciones cargadas de polémicas.

Germán Lerche dialogó este jueves con el programa Súper Deportivo Radio por la 97.9 Radio Villa Trinidad que conduce el periodista Emiliano Nunia y allí se despachó a gusto hablando de todos los temas con frases polémicas y cargadas de críticas para distintas personas.

“Colón retrocedió al menos 20 años y han limado el proyecto de formación de jugadores y técnicos único en el país. Vamos a tener serios inconvenientes en un futuro. En mi vida estuve con Vignatti. No lo conozco y no me entusiasma cruzar una palabra con él. En las sombras, fue un opositor a mi gestión. La actualidad de Colón me genera preocupación” apuntó sin anestesia contra el actual el presidente rojinegro.

A la hora de opinar sobre su gestión indicó: “¿Por qué terminó así mi gestión? Si Vignatti o Spahn pasan 13 partidos sin ganar terminarían igual que yo. ¿Si cometí errores o me hicieron la cama? Un poco de ambas, pero me quisieron voltear. ¿Qué creen que hizo Marchi el día del partido con Atlético Rafaela?.

Para luego agregar “Lo que hicieron conmigo fue judicializar la falta de goles en Colón. Teníamos la plata para pagar a Falcón. ¿Por qué no pagué? Porque la liga mexicana nos habían robado a Bravo. Nosotros queríamos que compensaran una situación con la otra. Yo sabía que la cosa venía mal por los horarios y árbitros que nos ponían. Sabía cómo iba a terminar la película. Nosotros no pagábamos los sueldos porque teníamos embargada la cuenta bancaria por problema extra futbolístico”.

Sobre su relación con Esteban Fuertes dijo “Mi relación con el Bichi Fuertes es buena. Hace mucho que no lo veo, pero mi relación es buena. El Bichi Fuertes tiene sentido de pertenencia con Colón. Lo invitaron a ser DT y le dieron un fierro caliente. A los ídolos hay que cuidarlos”.

En otro tramo de la charla sostuvo “Yo no me fui de Santa Fe porque no tengo intranquilidad de conciencia. Duele cuando los actos de violencia llegan de los propios dirigentes, pero las van a terminar pagando y no yo, porque yo no soy rencoroso. A mí me tocó ser Presidente de Colón, fue casi de casualidad en medio de una crisis tremenda”.

“Yo me fui peor económicamente de cuando ingresé a Colón. Los hinchas de Colón me invitan a comer, me saludan. Caí más porque me voltearon que por errores propios.Tendría que haberme dedicado más a mis cosas personales, a mi familia y no hubiese cometido algunos errores que cometí.

Sobre la situación que le tocó vivir en los últimos años opinó: “El tiempo acomoda las cosas. Han dicho tantas barbaridades de mí. La más grande que escuché fue yo me compré un barco (buque Sampan) para poner un casino.Nunca tuve miedo de ir preso. Estoy tan tranquilo que nunca puse un perito de parte. Habría que poner uno de oficio para ver los números actuales”.

De su relación con Julio Grondona manifestó: “La relación con Grondona nunca se desdibujó. Me demostró más afecto cuando me fui de Colón que cuando era dirigente. Grondona tenía tanta confianza en mí, que me dió el gobierno de la selección Argentina. Con Grondona y conmigo al lado, no había tantas desigualdades en el fútbol argentino. Nunca trabajé para ser presidente de AFA, pero sabía que mi nombre sonaba. Eso no le caía bien a varios”.

Y también tuvo tiempo para ponderar a Leonardo Madelón “Unión encontró a su Gallardo, Madelón es un gran tipo y me alegro que a Unión le vaya bien”.

Y en el extenso reportaje no faltó su habitual autoelogio “Se más de fútbol hoy, que cuando me tocó ser Presidente de Colón o estar en AFA. Hay mucha gente de fútbol y dirigentes del país que me consultan y quieren saber del fútbol. Hay dirigentes que me llaman consultando a que entrenador pueden llevar y otras cosas relacionadas a la estructuras de campeonatos. Yo aprendí con el fútbol a fumar abajo del agua”.