Antes de la conferencia, el DT de Colón puso a disposición de la prensa la filmación del trabajo del jueves pasado tras las versiones que expusieron un entredicho con el capitán.

En Colón las novedades se dan a cada momento. Si bien es cierto que la pobre cosecha en la Superliga maximiza todo, hay detalles que salen a la luz y genera nuevas conversaciones y especulaciones. Justamente este jueves después del entrenamiento el entrenador, Pablo Lavallén, cumplió con lo que había dicho algunos días atrás.

La práctica del jueves pasado encendió la polémica por un supuesto cruce con el capitán Guillermo Ortiz. Fue una versión que surgió en Santa Fe y que luego se expandió a nivel nacional, a punto tal de ser difundido por los medios más masivos en materia deportiva. Por si fuera poco, el defensor luego no jugó ante Gimnasia (LP) por una lesión, pese a que nunca hubo un parte médico oficial. Algo muy recurrente y que habla de una importante desprolijidad.

Esto enfureció al DT, que vaticinó que tomaría acciones legales contra quienes lo hicieron circular esta información, que entendió fue mal intencionada. Pero también avisó que mostraría la filmación del trabajo de aquel día y lo cumplió en las últimas horas en un salón ubicado en el subsuelo del Hotel del Campo.

Tal como se lo esperaba, luego todo se disipó y se llevó a cabo una atención a la prensa muy picante y con un ida y vuelta más que importante. Desde ya, el estratega fue contundente y desestimó los rumores de una agresión verbal y que la lesión existe.

Te puede interesar
“Colón crece”, el video sobre el Brigadier López que se hizo viral
Aunque la realidad es que la comunicación en Colón deja mucho que desear quizás producto de que no se cuenta con personal de prensa asalariado que se encargue de la óptima información para los socios e hinchas.