El director deportivo relevó algunas de las negociaciones y sorprendió al decir que “a Sandoval le esté faltando un golpe de horno y capáz acá no lo consiga”.

Colón sacudió la escena semanas atrás con la confirmación de Francisco Ferraro como nuevo director deportivo. Un puesto necesario en el fútbol actual y que la Superliga impuso con normativa. Hubo muchos candidatos para el puesto, pero el presidente José Vignatti apostó por un nombre de experiencia para que sea el nexo entre el cuerpo técnico que comanda Pablo Lavallén y los dirigentes.

Ya en plenas funciones, Pancho habló del presente y las actuales gestiones. Inicialmente en charla con LT9, explicó por qué la pretemporada será en Salta: “Había otras opciones, pero no eran lo más conveniente. El lugar es muy bueno para hacer unos cuantos días de trabajo. Inclusive Pablo en su momento ya estuvo y conocía el espacio que posee la liga salteña. Hablamos primero con José (Vignatti) y luego con (Horacio) Darrás y llegamos a un acuerdo para ver cómo íbamos a ir. La próxima semana volverá el plantel y tras hacer algo liviano, viajaremos a Salta”.

También explicó que es viable disputar algún ensayo con equipos que estén en la zona: “Si se puede jugar un amistoso, veremos las posibilidades que hay. Puede ser uno en el estadio Padre Martearena. Lo importante es que se estará trabajando en un lugar muy lindo. Después, sobre un torneo en Santa Fe, no hablé nada de eso, no estoy al tanto. Podía darse alguno, pero no tengo precisiones”.

Respecto al escenario del duelo por Copa Argentina ante Sol de Mayo de Viedma, tampoco dio precisiones: “Se decía que podía ser en Puerto Madryn y Trelew, pero hasta ahora no se sabe nada”.

Luego se metió de lleno en el armado del próximo plantel y develó varios misterios: “Hasta ahora lo que sé es que (Leonardo) Burián se va. Así que habrá que buscar dos en ese puesto. No voy a dar nombres, pero sí hay trascendidos. Es complicado encontrar, porque quizás ese jugador no quiere o espera otra cosa. Estamos trabajando todos en busca de los puestos necesarios. La idea es formar un plantel competitivo para afrontar las tres competencias”.

“Lo de Aliendro si ya no se concretó, está pronto a hacerse. Sobre (Andrés) Cadavid, no sé si se irá y, si pasa, tendremos que salir a buscarle reemplazante. Es algo que sucederá en todas las líneas en base a lo que hablamos con Pablo”, resaltó.

También adelantó que la continuidad de Matías Fritzler “se definió favorablemente el domingo. Lo de (Emmanuel) Olivera no sé y sobre (Marcelo) Estigarribia no hay inconvenientes y seguiría”.

Asimismo, fue contundente respecto a los delanteros: “Por lo que vi de los delanteros (Wilson Morelo y Nicolás Leguizamón), la idea es que sigan los dos, porque tiene condiciones. Respecto a (Tomás) Sandoval, tendrá que hacer un trabajo físico de adecuación y si se tiene que ir, sería bueno un seguimiento. Quizás explote para luego volver y afianzarse. Pero si se quiere quedar tendrá sus chances de pelear también. Le está faltando quizás una horneada y puede que acá no lo consiga en corto plazo”.

También admitió que más pibes del club serán parte del nuevo plantel: “Vamos a llevar a varios chicos del club. Hay un acercamiento del cuerpo técnico con las inferiores para encontrar valores en puestos necesarios. Todavía no hay nombres, pero se sabrán al comenzo de empezar la pretemporada”.

Mientras que en el final reconoció que todavía “no se habló sobre quién será el técnico de la reserva”, tras la salida de Luciano Calcagno.