El club informó en sus redes sociales que el defensor no continuará “por razones de índole deportiva en cuanto al armado del plantel”.

En Unión la gran preocupación pasa por la cantidad de jugadores que abandonará a la institución en este mercado de pases, ya que luego de dos años brillantes desde lo deportivo, donde se consiguió dos clasificaciones para disputar la Copa Sudamericana (2018/2019) varios se alejarán una vez que finalicen sus vínculos el próximo 30 de junio.

Es que varios de ellos se cotizaron, y los que son propiedad del club tienen propuestas para emigrar, como los casos de Yeimar Gómez Andrade (lo quieren desde Brasil y está en un borrador de Sebastián Beccacece para Independiente), Mauro Pittón (podría ser adquirido por Boca), Bruno Pittón (no tiene propuestas pero no se descarta que lleguen algunas en este mercado de pases) y Diego Zabala (es pretendido por Central e Independiente).

En tanto que otros que estaban a préstamo se alejarían producto de que vencen sus vínculos, y en algunos casos habría que hacer una importante inversión para retenerlos, cuestión que el club no está dispuesto a afrontar.

Con Nereo Fernández la decisión fue la de que no continúe en el club y ya le fue comunicado por parte de los dirigentes, fue oficializado por el club, tras el aval de Madelón. El DT apostaría por Matías Castro (vuelve de Temperley) y por los juveniles Marcos Peano y Alan Sosa.

En tanto Damián Martínez regresará a Independiente, que no hará uso de la opción por Emanuel Britez. Para que se quede el lateral derecho, entonces, habría que comprarle su pase, alternativa que no está en los planes de Unión.

El defensor fue el capitán del equipo en la última parte del campeonato, se entendió a la perfección con Yeimar Gómez Andrade, a quien potenció, pero el club no estaría dispuesto a cumplir con sus requerimientos.

Gimnasia de La Plata se presenta como una opción, ya que figura en carpeta del entrenador Darío Ortiz. En tanto que en las últimas horas se conoció de un interés de un equipo del exterior que alejaría definitivamente a Botti del Tate.

Se trata de Cerro Porteño, quien tuvo en carpeta a Leonardo Madelón antes que arreglara Miguel Ángel Russo como entrenador. El conjunto paraguayo le ofrece un contrato muy superior, en dólares, que podría ser clave en la decisión que tome el jugador.

Vale recordar que Cerro está clasificado para jugar los octavos de final de la Copa Libertadores de América, donde chocará con San Lorenzo de Almagro, equipo de donde surgió futbolísticamente Bottinelli.

Los dirigentes ahora deberán salir al mercado de pases en procura de un marcador central de jerarquía y experiencia, ya que Gómez Andrade también podría emigrar a través de una venta, y tampoco continuaría Santiago Zurbriggen.
Mientras que a Franco Fragapane se le hicieron tres propuestas, dos fueron rechazadas y se espera por la contestación de la tercera. El jugador tenía la posibilidad de desembarcar en Vélez, pero esa posibilidad de enfrió.

Augusto Lotti, en tanto, será usado como parte de pago para que David Barbona llegue a Racing, con lo cual el destino del delantero que fue la gran revelación del primer semestre del año en el Tate estaría en Atlético Tucumán.

Te puede interesar
En Newell’s descartan a Zabala y sigue en la mira de Central
Por su parte, luego que Jonathan Bottinelli exigiera una suba sustancial en sus haberes y un contrato por dos años, el club informó a través de sus redes sociales que se tomó la decisión de no renoverle su contrato.

“Se tomó la decisión de no renovar el vínculo con Jonathan Bottinelli por razones de índole deportiva en cuanto al armado del plantel que afrontará la temporada 2019/2020. ¡Gracias por todo, Botti!”, publicó el club con los números con los cuales cerró el excapitán del equipo su paso por el club.