El gobernador Miguel Lifschitz, acompañado por la intendente de Rosario, Mónica Fein, recorrieron este domingo el autódromo Juan Manuel Fangio en el marco de la cuarta fecha del Super TC 2000.

Se trata de la categoría con más tecnología del automovilismo deportivo argentino.
Durante la visita, saludaron a los corredores y a sus equipos y conocieron el interior de estos autos de última tecnología.

“Vivimos otra fiesta del automovilismo en este autódromo totalmente renovado, uno de los más lindos que tenemos en la Argentina, que hemos construido junto con la municipalidad de Rosario y que es un lugar realmente espectacular para la fiesta del automovilismo de todas las categorías nacionales”, sostuvo Lifschitz.

“Hace poquito tuvimos el Turismo Carretera y ahora con el Super TC 2000, dos de las categorías más convocantes”, resaltó.

“Fue un compromiso que asumimos con la intendente hace cuatro años en extender la pista para poder albergar al Turismo de Carretera, mejorar la infraestructura del autódromo y hoy lo estamos disfrutando”, destacó el gobernador.

“Son cosas que van dejando una marca y que permiten que las actividades vayan creciendo en el futuro. Somos sede de grandes eventos internacionales. Hemos recuperado el lugar que siempre tuvo Rosario en el automovilismo”, finalizó.

Por su parte, Fein agradeció al gobernador “porque lo que dijo lo cumplió, como siempre hace con su palabra. Nos sentimos muy fuertes para seguir recibiendo carreras en Rosario. Santa Fe esta preparada”.

PRESENTES
De la recorrida participaron la diputada provincial Clara García; el director del autódromo, Mauricio Malano; el secretario General de la Municipalidad de Rosario, Gustavo Zignago; y el concejal Pablo Javkin, entre otros funcionarios provinciales y municipales.