La capitana fue elegida como la mejor jugadora del empate. Tiró un caño y en otra jugada superó a dos rivales en una baldosa. “Reflejamos la garra de la mujer argentina”, declaró.
El debut de la Selección argentina femenina de fútbol no solo dejó el histórico empate ante Japón y el primer punto en un mundial, sino que la capitana Estefanía Banini fue elegida la mejor futbolista del partido.

La “10”, por el número que usa en el dorsal de la camiseta, se lució en el estadio “Parque de los Principes” e hizo delirar a todo el público con su garra y gambeta.

La capitana, que se desempaña en el Levante de España, tiró un caño a una jugadora japonesa, que se ganaría la amarilla, en apenas cinco minutos del primer tiempo. Luego, ya casi finalizado el partido, paró la pelota, la aguantó y superó a dos rivales en una baldosa. Puro talento.

“Estamos muy felices, sabemos que Japón es superior a nosotras. Teniamos que hacer un partido inteligente, correr mucho y reflejar la entrega de la mujer argentina. Estamos contentas por este emapte con una potencia”, declaró.

“Este empate tiene un significado muy importante. Es la esperanza, el reflejo de la lucha de la mujer argentina por la igualdad. Ahora tenemos el apoyo de la federación y espero que sea el comienzo de un futuro muy grande. No vamos a regalar nada”, advirtió la futbolista de 28 años.