Pancho fue presentado oficialmente en su nuevo trabajo y dio detalles sobre como se gestó su arribo. Después de que Colón comunicara a través de sus diferentes cuentas de redes sociales que Francisco Ferraro iba a ser el nuevo director deportivo, muchos comenzaron a sentir algo diferente. El grato recuerdo que dejó Pancho en su anterior ciclo como entrenador es algo muy cálido para la gente y por eso circula mucho positivismo de cara a la próxima temporada.

Si bien es cierto que tomó contacto con los medios para contar algunas cosas, no lo había hecho personalmente y es así como este martes por la tarde fue presentado en sociedad en conferencia de prensa. Lo hizo en compañía de su hijo Ariel, que estará al mando de la reserva y las divisiones inferiores. También estuvo el presidente José Vignatti, quien fue el que abrió la charla.

“Me entusiasmó mucho la idea. Hablamos primero por teléfono y después nos reunimos personalmente donde fuimos a fondo. Concretamos todo el 25 de mayo, tras un almuerzo en el que fuimos invitados en la casa de José (Vignatti). Fue una charla muy profunda y positiva. Luego hablamos con el cuerpo técnico que encabeza Pablo Lavallén y nos fuimos muy contentos para Buenos Aires. Ahora estamos acá ya manos a la obra, pese a que ya estuvimos laburando por teléfono”, reveló Pancho en sus primera consideraciones.

También reconoció que notó grandes cambios en el club: “Había venido cuando el técnico era (Roberto) Sensini y (Gabriel) Batistuta estaba como director deportivo, quienes me invitaron a conocer el predio. Rápidamente se me vino el recuerdo del 1996, cuando entrenábamos como nómadas, de un lado a otro. Quedamos impactados en todo sentido por las cosas nuevas. Un progreso muy lindo. Así que ya comenzamos el trabajo de ser el nexo entre los dirigentes y el técnico. Queremos un plantel competitivo y en el aspecto de inferiores se va a encargar Ariel, que en principio tomará las riendas de tercera división. Es un trabajo complejo que lleva su tiempo. Ojalá que haya muchos jugadores juveniles en Primera División. Vinimos para poder darle herramientas el equipo profesional. Pero todo a su tiempo”.

Respecto a cuál será fue función, fue contundente: “¿Director deportivo o mánager?. Prefiero decir colaborador deportivo. ¿Qué es eso? Me preguntó José. Le respondí que uno debe estar observando prácticas y estar siempre al lado del cuerpo técnico y los jugadores. De estar atento a las necesidades. De trasladarle las inquietudes después a los directivos. Lo más importante es eso, estar siempre al lado y pendiente de lo que necesite el cuerpo técnico. De tener el teléfono abierto las 24 horas en la medida que nos sea posible. Quiero volcar toda mi experiencia”.

Pablo Lavallén tendrá contacto permanente con el director deportivo
“El contrato será por un año. El tema de la cantidad de jugadores a incorporar lo decidirá el técnico en base a lo que crea conveniente. Por supuesto el presidente resolverá la parte final económica. Cortita y al pié, se buscan en todas las líneas jugadores”, agrego.

En el cierre del diálogo con los medios santafesinos, prefirió no revelar el número de futbolistas que deben presentarse a los trabajos este miércoles: “Por lo menos, con los que hablamos con Pablo, tenemos una idea quiénes deben presentarse. Nada más”.