El entrenador del Sabalero aseguró después de la derrota ante Argentinos que todavía queda la revancha y expresó: “Todo puede cambiar la semana que viene”. Colón cayó como local frente a Argentinos Juniors por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana y al término del partido, desarrollado en la provincia de Santa Fe, habló con la prensa Pablo Lavallén.

“Fue un partido absolutamente copero”, afirmó el técnico del Sabalero y aseguró pese a la derrota de local: “La llave está abierta, fue solo un gol y era fundamental no recibir otro para no tirar por la borda el esfuerzo del equipo”.

“Quedan 90 minutos y todo puede cambiar la semana que viene”, señaló Lavallén y destacó: “Sabíamos que íbamos a tener un partido así, la diferencia está solo en el gol. Creo que si éramos nosotros los que convertíamos, muy posiblemente se iba a cerrar a nuestro favor”.

“Fue un partido absolutamente copero. El primer tiempo fue más cambiante y ellos atacaron mejor, pero después de los 10′ empezamos a ser más punzantes. Fue un tiempo que iba cambiando de dueño”, dijo el técnico sabalero tras finalizar el primer chico con derrota ante Argentinos Juniors.

Más adelante Lavallén manifestó: “La llave está abierta, fue solo un gol y era fundamental no recibir otro para no tirar por la borda el esfuerzo del equipo. Quedan 90′ y todo puede cambiar la semana que viene”.

“Sabíamos que íbamos a tener un partido así, y la diferencia está solo en el gol. Creo que si éramos nosotros los que convertíamos, muy posiblemente se iba a cerrar el partido 1-0 a nuestro favor”, analizó.

“Todos los que estaban en cancha estaban haciendo un gran partido, pero siempre llega un momento de cambiar por piezas frescas. Más allá de la derrota hoy no le puedo reprochar nada a ninguno”, continuó el DT.

“El rival a veces permite cosas y podés imponer tu estilo, pero hoy nos enfrentamos a un equipo intenso que presiona muy bien. Teníamos que emparejar eso. Este rival nos exigía este tipo de partido”, dijo en la conferencia post partido.