El ex delantero argentino dio una dolorosa confesión sobre su estado de salud. Sin embargo, tomó una postura que le cambiará la vida.

Gabriel Omar Batistuta participó como columnista invitado en la transmisión de Fox Sports Premium del último Superclásico entre River y Boca disputado en el Monumental. Luego del pobre empate sin goles, el ex delantero comunicó una drástica decisión para terminar de una vez por todas con los dolores en su tobillo que lo aquejan desde su retiro del fútbol.

Frente a la consulta del “Pollo” Vignolo, el “Bati” dio una dolorosa confesión sobre su estado de salud, aunque comunicó que tomó una postura que sin dudas le cambiará la vida. “Me voy a operar del tobillo. Finalmente, después de tantos años, me haré una prótesis el 17 de septiembre en Suiza”.

Batistuta comunicó que la idea en un comienzo será la de operarse el tobillo izquierdo. “Espero no tener dolor cuando estoy sentado y después poder caminar, esquiar o jugar un poco al golf. Va a ser lo mejor, la intención es sacar el dolor”, reconoció el histórico goleador de la selección argentina.

“Son secuelas de fútbol. Fue así, di todo lo que tenía, no me queda nada. Así que ahora estoy caminando los últimos quince días con este tobillito, después quién sabe dónde lo pondré”, bromeó el ex atacante surgido de Newell’s (1988-89), con paso por River (1989-90) y Boca (1990-91) y de gran trayectoria en el fútbol italiano (Fiorentina, Roma e Inter), hasta su retiro en el Al-Arabi SC de Qatar en 2004.

“Bati” sufre dolores crónicos en los tobillos desde que se retiró de la práctica deportiva: “Dejé el fútbol y de un día para otro no podía caminar más. No al mes, a los dos días no podía caminar. Me oriné en la cama, teniendo el baño a tres metros, porque no me quería levantar”, contó en una entrevista con TyC Sports en 2014. Incluso, llegó a admitir que le pidió al doctor Roberto Avanzi que le “cortara las piernas” por el dolor. Finalmente, pudo disminuir el malestar con un tratamiento que consistió en una fijación en el tobillo.

La operación a la que se someterá Gabriel Batistuta será similar a la que se hizo Diego Armando Maradona. El “Diez” se operó su rodilla derecha debido a una sinovitis aguda y artrosis, dos afecciones que le dificultaban los movimientos y que, como sucedió en varios partidos al frente del equipo mexicano Dorados de Sinaloa, lo obligaron a trasladarse con unas muletas para ayudarse al caminar.