La Argentina alcanzó su segundo objetivo en el Mundial China 2019. Y esta vez fue sin jugar. Tras conseguir la clasificación a los cuartos de final, hoy festejó a la distancia, en las habitaciones del hotel de Dongguan: Brasil perdió con Estados Unidos (89-73 para los norteamericanos) y ese resultado le dio a la albiceleste la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El Mundial de básquet de China encierra un minitorneo que otorga siete plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. ¿Cómo se distribuyen los lugares? Se clasifican las dos mejores selecciones europeas, las dos americanas, una por África, otra por Asia y otra por Oceanía (que ya se sabe que es Australia desde el cierre de la primera etapa). Eso, claro, sin contar el repechaje.

La eliminación de la República Dominicana dirigida por Néstor Che García (82-76) ante Australia le sacó un peso a la Argentina, que dejó atrás uno de sus obstáculos. La buena noticia fue que anteayer, República Checa dejó más que herido a Brasil, al que venció por 93-71 y lo puso contra las cuerdas: tenía que ganarle a Estados Unidos. Por eso, la Argentina tenía la posibilidad de clasificarse directamente a los Juegos Olímpicos con el triunfo estadounidense.