El entrenador sabalero se refirió al partido del próximo jueves ante Atlético Mineiro y también a la importancia de haber superado a San Lorenzo.

Pablo Lavallén atraviesa su mejor momento en Colón, luego de varios cuestionamientos e incluso versiones acerca de su salida del club, el entrenador a las puertas de dirigir el partido de semifinales por Copa Sudamericana ante el Atlético Mineiro y además clasificó al equipo a los cuartos de final de la Copa Argentina.

En la previa al choque con el elenco brasileño y luego del resonante triunfo ante San Lorenzo, el DT charló con radio Club 94.7 que en Santa Fe se emite por la Mil sesenta y siete (106.7).

“Estamos bien, con muy buen ánimo después del partido con San Lorenzo, fue una victoria más que necesaria porque los resultados eran esquivos en Superliga, no así en la Copa Sudamericana y Argentina. Teníamos una deuda pendiente con nosotros mismos y con la gente y ganarle a San Lorenzo puntero e invicto fue un lindo regalo para nosotros”, comenzó diciendo.

Respecto a la marcha del equipo aseguró: “Nosotros veíamos una leve mejoría, fue progresivo el desempeño del equipo. Después del partido con Independiente que perdimos y nos dominó el rival, vinieron los otros encuentros por Copa Argentina y Superliga. Con Atlético Tucumán no jugamos bien el primer tiempo, pero mejoramos en el segundo tiempo. Y cerramos una actuación digna con San Lorenzo”.

Para luego agregar “Aparecieron los resultados y los jugadores se sienten mas cómodos nos conocen más a nosotros como cuerpo técnico. Hicimos una buena pretemporada y en este semestre ya jugamos 12 partidos”.

En relación al cotejo con el Ciclón dijo “Sabíamos que San Lorenzo es un equipo con buen control de pelota, con volantes que están pasando un buen momento y con laterales que atacan. Teníamos en claro que debíamos convertir primero, porque sino íbamos a tener que salir a buscar el resultado y desgastarnos. Intentamos jugarlo con nuestras armas, lo hicimos bien por momentos, en otros nos costó quitarle la pelota, pero hicimos un gran desgaste físico y lo equilibramos de esa manera para después ganarlo”.

“Nosotros vamos paso a paso entre partido y partido tenemos tres o cuatro días y no nos queremos adelantar. Vamos mirando de reojo lo que viene, siempre es importante llegar motivados, por eso el partido del sábado era fundamental porque hoy el ánimo y la cabeza están mucho mejor que antes”, manifestó.

Por último opinó sobre la serie ante el Mineiro “Será una semifinal dura, de 180′ y debemos pegar en Santa Fe. Ellos pasaron de la Libertadores a la Sudamericana y aún no jugaron con un equipo argentino. Y esa intensidad que tiene el fútbol argentino puede ser una aliada nuestra. Nos cae bien jugar primero de local teniendo en cuenta que es un equipo brasileño de jerarquía y con jugadores importantes. Pero la ventaja nuestra es que Mineiro no experimentó la intensidad de un equipo argentino”.