El delantero santafesino entró voluntariamente al Programa de Abuso de Sustancias de la MLS y rompió el silencio al contar lo que le está tocando atravesar.

“Vengo pasando unos malos momentos en mi vida personal. Pedí ayuda para no volver a recaer en ciertas cosas que me pasaron en la vida y para no ser sancionado otra vez”, relató en las últimas horas el delantero santafesino Brian Fernández, de 25 años, tras sorprender presentándose voluntariamente al Programa de Abuso de Sustancias de la MLS.

De esta manera, quedó al margen de la competencia con su actual equipo, Portland Timbers. Vale recordar que el atacante nativo de barrio Yapeyú, fanático hincha de Colón, tuvo varios episodios relacionados con su adicción a las drogas durante su estadía en Racing, pero desde que su salida al exterior (jugó en Metez de Francia, Unión La Calera Chile y Necaca de México) había cambiado su vida, lejos de los malos hábitos.

De igual modo, algo lo incomodaba: “Hablé con el club, hablamos con la Liga y me dijeron que había un lugar al que yo podía ir. Le dije que hoy (por este lunes) mismo quería ir y me fui”, detalló el atacante en charla con Olé.

En el final, cargó contra los prejuicios: “Se dicen cosas que no son, pero la gente es así. Hoy en día estoy bien, tranquilo. No estoy suspendido, me siguen pagando y estoy habilitado”.