El juvenil que fue una de las figuras de Colón el pasado sábado en lo que fue derrota en casa ante Atético Tuumán, se suma a la lista de concentrados, ante la lesión de Aliendro.

El juvenil sabalero viajó en el auto del uruguayo Da Luz, junto a otros juveniles, Facundo Garcé y Mateo Hernández y se encontraban alojados en la casa del paraguayo Marcelo Estigarribia.

La noticia impactó en el campamento de Colón en el último entrenamiento previo a la gran final de la Copa Sudamericana.

Pablo Lavallén tenía en la cabeza un equipo que no iba a confirmar pero que casi se recitaba de memoria, con la inclusión de Rodrigo Aliendro, uno de los volantes que pidió el actual entrenador y siempre fue titular en su estructura.

Pero muchas veces las contingencias e imponderables del fútbol impiden concretar lo que tenía pensado el cuerpo técnico.

Se sabe que si persiste la igualdad en la final que protagonizarán Colón e Independiente del Valle, se disputarán 30′ de tiempo suplementario. Pero si ninguno de los dos puede vulnerar al rival, el trofeo se definirá por penales.

Este viernes una parte del último entrenamiento de Colón se destinó a ensayar penales, una vía por la cual los santafesinos están en Asunción. Y uno de los ejecutantes fue Rodrigo Aliendro, que en una acción sintió una molestia en el aductor derecho, que lo saca afuera del cotejo definitorio.

Con este panorama, Christian Bernardi asoma como uno de los probables candidatos a reemplazarlo. Si eso sucede, el equipo titular sería con Leonardo Burián; Alex Vigo, Emanuel Olivera, Guillermo Ortiz, Gonzalo Escobar; Christian Bernardi, Fernando Zuqui, Federico Lértora, Marcelo Estigarribia; Luis Pulga Rodríguez y Wilson Morelo.

Más allá de esto, luego de la confirmación de la lesión del exjugador de Atlético Tucumán, el juvenil Brian Farioli se unió a la concentración y ocupará su lugar.