José Vignatti reconoció nuevamente el error por traer a Comesaña como DT y dejó un mensaje esperanzador: “Creo que esto va a cambiar”.

La plana mayor de la dirigencia de Colón se encuentra, al igual que el plantel, en Lima, para afrontar el inicio de una nueva participación en un certamen internacional.

Encabeza la comitiva el presidente José Vignatti, quien este lunes charló en radio Gol 96.7 y dio su opinión respecto al presente que atraviesa la institución. En el inicio apuntó que “en la parte instituciones el club está en mejores condiciones que hace muchísimos años, en lo deportiva caímos en un problemita que es bastante impensado, no se dieron algunas cosas, cuando tomamos el equipo estábamos a 3 puntos del descenso, a nadie y menos a nosotros nos gusta vernos donde estamos. Tenemos que revertirlo con un proyecto nuevo, nos equivocamos en algunas cosas, cada uno tiene su opinión, vamos a hacer todo lo posible para que en breve esto se de vuelta”.

Vignatti reconoció que “el fútbol argentino tiene una estructura peligrosa de las competencias internacionales, en rigor de verdad no nos salieron las cosas, apostamos a Comesaña para intentar ganar la Copa Sudamericana, por eso lo trajimos, no resultó y eso nos provocó que estamos mirando de reojo los puntajes, vamos a tener los pies sobre la tierra, empezar a luchar de nuevo y como está tan cerca una cosa de la otra hay que apostar por todo”.

En todo momento, el titular rojinegro se hizo cargo de los yerros cometidos que actualmente tienen a Colón como uno de los peores equipos de la Superliga, ya con el desfile de cinco entrenadores en 22 partidos. Al respecto expresó que “uno tiene que aprender de los errores, yo me equivoqué pensando en tratar de hacer lo mejor, vamos a volver al origen, a pedalear de nuevo y tratar de posicionarlo a Colón bien, dentro de dos años quedan 22 equipo en la Superliga, hoy hay que pelear como un obrero, ladrillo a ladrillo para construir un proyecto que nos saque de esta situación que a nadie le gusta vivir, menos a nosotros”.

El presidente es consciente que “no nos podemos quedar dormido en este fútbol, tenemos que reaccionar, quedan tres partidos para sacer el mayor jugo posible, empezaremos después con un proyecto de reconstrucción, viendo lo que se hizo mal y también lo que hicimos bien. Hay que volcar todo para hacerlo competitivo a Colón”.

Cuando llegó el tiempo de opinar de Lavallén, Vignatti enfatizó que “es un técnico argentino que no puede desconocer nuestro fútbol, a modo sintético las últimas tres contrataciones de técnicos, cuando llegó el momento para traer refuerzos, ellos se apoyaron en terceras personas y mostraron desconocimiento, ahora es distinto, no podemos decir que Lavallén desconoce la realidad argentina y creo que esto va a cambiar”.

Antes de despedirse para seguir compartiendo momentos amenos con sus pares peruanos, el titular rojinegro volvió a insistir que “soy uno de los responsables directos, por eso uno lo sufre más que otro, son rachitas, hoy se dio vuelta todo, no nos podemos quedar dormidos y tenemos que dar vuelta esto”.