El entrenador de Newell’s cuestionó la tarea del árbitro Germán Delfino en la derrota ante Racing, por los fallos decisivos en el gol de Bou y el anulado a Formica.

Diego Osella, técnico de Newell’s, cuestionó la tarea del árbitro Germán Delfino en la derrota por 2-1 ante Racing en Avellaneda: “El arbitraje fue vergonzoso. Siempre nos hace lo mismo Delfino”.

Las críticas del entrenador hacia el trabajo del juez principal se fundamentan en la no sanción de posición adelantada de Gustavo Bou en el segundo gol de la Academia, además de haber invalidado una maniobra que culminó en tanto de Mauro Formica, que hubiera representado el empate.

“Fue un partido parejo desvirtuado por el arbitraje. No quiero enfocarme en eso porque me voy a arrepentir. (Delfino) Nos carga, nos sobra. En síntesis, nos perjudicó”, disparó Osella.

Por otra parte, se mostró satisfecho con el rendimiento de sus dirigidos: “Fue el partido de visitante que más me gustó. Tuvimos tenencia, propusimos. Creo que vamos a estar en la pelea por el campeonato”.

También se refirió a la tarea cumplida por el mediocampista Sebastián Prediger, de quien sostuvo que “solamente hizo dos entrenamientos de fútbol y lo largamos a la cancha. Estamos muy contentos”, consideró.

“Hicimos méritos para empatar, pero Racing tiene grandes jugadores y nos fuimos con las manos vacías”, cerró Osella.