El delantero, en conferencia de prensa, consideró: “Acá no hay candidatos, es un torneo difícil pero nosotros tenemos la obligación de ganar la Copa Argentina para poder entrar a la Copa Libertadores del año que viene”.

Lucas Alario, delantero de River Plate, aseguró que el equipo tiene la mente puesta en recuperarse y apuntarle “al gran objetivo que es ganar la Copa Argentina”, para poder clasificar a la Copa Libertadores 2017.

“Hay que prepararse bien, va a ser duro pero estamos ilusionados” destacó en conferencia de prensa Alario, quien consideró que “acá no hay candidatos, es un torneo difícil pero nosotros tenemos la obligación de ganar la Copa Argentina para poder entrar a la Copa Libertadores del año que viene. Para eso debemos mejorar y revertir esta situación”.

“Creo que el tema de los lesionados influyó mucho en el bajón del equipo porque fueron bajas sensibles, pasó con Joni (Maidana) o con Leo (Ponzio), pero todo el plantel debe estar listo para ingresar cuando el entrenador lo necesita”, agregó el delantero santafesino tras el entrenamiento matutino.

Respecto de su momento particular, alejado del gol, Alario señaló que “hay que meterla, no queda otra, estoy más tranquilo luego de la charla con (Marcelo) Gallardo, pero hay que seguir corrigendo cosas y entrenar duro para poder recuperar el nivel y dar lo mejor para el equipo”.

Por su parte, el volante Ignacio Fernández analizó del rendimiento del equipo y consideró que “nos agarraron la mano, pero hasta ahora sólo nos superó Newell´s, contra el puntero (Estudiantes, empate 1-1) fuimos superiores por ejemplo y en general fueron pocos los partidos donde el rival fue más”.

“Se viene una seguidilla importante de partidos, hay que estar preparados para acercarse en el torneo y ganar la Copa Argentina. Estamos convencidos de la forma en que queremos jugar, a veces se puede y a veces no, pero siempre lo vamos a intentar”, agregó “Nacho” Fernández.

En cuanto a lo que deben hacer para mejorar, el ex jugador de Gimnasia respondió que “debemos mantener la regularidad, en especial dentro de un mismo partido. Hay que mantener el ritmo de juego y eso nos va a dar buenos resultados, sólo queda trabajar y estar unidos”.

El plantel “millonario” trabajó en el predio de Ezeiza luego de la derrota frente a Newell´s en Rosario (1-0) de cara al partido ante Huracán, el domingo que viene en el estadio Monumental, a la espera de la confirmación de la fecha y el lugar de la semifinal de la Copa Argentina ante Gimnasia y Esgrima La Plata.

Al respecto, antes del fin de semana quedará confirmado que la semifinal de la Copa Argentina entre el equipo de Marcelo Gallardo y el Gustavo Alfaro se disputará el jueves 1 de diciembre en el estadio del Bicentenario de la ciudad de San Juan.

En cuanto al entrenamiento de este martes, el plantel trabajó en dos grupos, los que jugaron en Rosario realizaron tareas regenerativas y el resto una práctica de fútbol en espacios reducidos ante un combinado de la reserva.

El defensor Jonatan Maidana, quien aún no se recuperó desde lo físico tras un desgarro, e Iván Alonso -con una molestia muscular en el sóleo- realizaron tareas diferenciadas y van a ser evaluados en la semana para poder llegar al partido frente a Huracán por la fecha 11ra. del torneo de Primera División.

El equipo que trabajó ante la reserva tuvo 10 jugadores y alistó a: Enrique Bologna; Gonzalo Montiel, Iván Rossi, Facundo Medina; Rodrigo Mora, Leonardo Ponzio, Nicolás Domingo, Denis Rodríguez; Tomás Andrade y Marcelo Larrondo.

River volverá al trabajo mañana en horario matutino, de cara al encuentro ante el “Globo”, en el cual tendrá que hacer un cambio obligado, ya que sumó la quinta amarilla el volante Andrés D´Alessandro, quien sería reemplazado por Mora.