Además del tema de los barras, el DT de Colón admitió que está pensando seriamente hacer una variante en el medio para visitar este domingo al Funebrero

“Pablo (Ledesma) de a poco se fue sumando al grupo, pero es apresurado saber si puede estar. Christian (Bernardi) también se fue sumando al grupo y ya participó a la par del resto. Lo bueno es que lo hizo sin dolor. Será casi el mismo equipo, quizás con algún retoque en el medio. Veremos si sigue el Polaco”. En otro tramo de la charla con los medios este jueves después del entrenamiento, el DT, Eduardo Domínguez, habló de lo futbolístico y sorprendió al dejar en duda la continuidad de Adrián Bastía.

No dijo abiertamente que meterá mano, pero después del ensayo dio pistas de la idea que tiene para visitar este domingo, desde las 15.30, al necesitado Chacarita, que aún tiene posibilidades –depende de un milagro– de salvar la categoría. El que apareció junto a Matías Fritzler en el medio fue Facundo Silva y, de esta manera, el que saldría es el Polaco, de buen rendimiento en los últimos encuentros.

La formación que paró fue con Alexander Domínguez; Gustavo Toledo, Germán Conti, Guillermo Ortiz y Gonzalo Escobar; Matías Fritzler y Facundo Silva; Tomás Chancalay, Alan Ruiz y Marcelo Estigarribia; y Javier Correa. De igual modo, queda todavía una práctica para darle forma a la idea que tiene para ir en busca de los tres puntos.

“Todos tenemos necesidades. Esta semana nos dimos cuenta de la realidad de un lado y la nuestra para ir en busca del objetivo. Será un partido lindo, trabado y tenemos confianza en imponer nuestro juego”, reconoció el conductor sabalero. Además, resaltó sobre el Funebrero que “tendrá el apoyo de su gente y por momentos eso puede jugarle en contra, pero nosotros confiamos en nuestro juego”.

También trazó un paralelismo respecto al duelo ante Godoy Cruz: “Por arriesgar de más lo terminamos pagando la última vez. No se buscan merecimientos y por eso solo pensamos en ir a atacar siempre, aunque siendo equilibrados”.

En el cierre, admitió que no le preocupa haber salido de la zona de clasificación a la Copa Sudamericana: “No nos juega en la cabeza. Dependemos de nosotros y eso nos deja ese lindo sabor de trabajar con comodidad. Si lo hacemos bien terminará todo de la mejor manera”.