Se terminó el ciclo de Eduardo Domínguez como entrenador de Colón. El exténico de Huracán se fue sin hablar luego del empate ante Estudiantes (1-1) en el Brigadier López, que representó el tercer partido donde el equipo arrancó ganando y no pudo conservar el marcador.

El inicio del fin se dio en cancha de Huracán, donde el Sabalero ganaba 2-0 y con un jugador más producto de la lesión de Carlos Auzqui en el inicio del complemento. Sin embargo, el equipo se derrumbó en los minutos finales y el Globo se lo dio vuelta.

Eso originó que Domínguez, en pleno partido, insultara a sus jugadores, llamándolos “cagones” por no haber podido mantener el resultado. Si bien en zona de vestuarios recibió el apoyo de dos referentes como Matías Fritzler y Franco Zuculini, las imágenes de su exabrupto dieron vueltas al mundo.

Como el partido fue un viernes, el DT se tomó el fin de semana para reflexionar sobre lo sucedido, y desde su círculo íntimo le contaron a UNO Santa Fe que estaba pensando dar un paso al costado, producto de esa reacción y por no poder encontrarle la vuelta al equipo.

En el primer entrenamiento de la semana Domínguez se hizo presente y recibió el respaldo del presidente José Vignatti, quien estuvo en el Predio Ciudad Fútbol y al marcharse manifestó que Colón con su entrenador sería campeón en uno o dos años.

Pero el que tomó oficialmente la palabra fue el capitán Guillermo Ortiz, quien minimizó lo sucedido en el Tomás Ducó, y le dio todo el respaldo al entrenador, en mismos términos que lo habían hecho Zuculini y Fritzler.

Pero al equipo se lo volvieron a empatar en Rosario, luego de ir venciendo a Central por 1-0 con el gol de Javier Correa. El mismo goleador adelantó al equipo de penal frente a Estudiantes, pero el Sabalero tuvo otro flojo segundo tiempo y se terminó quedando con un punto.

Te puede interesar
El boletín de calificaciones en el empate rojinegro
Luego del partido Domínguez se fue sin dar declaraciones, y solo hablaron algunos jugadores del plantel como Zuculini, quien se encargó de manifestar que solo se trataba de una mala racha y fue muy optimista sobre lo que se le venía al Sabalero por delante.

Pero a medida que fueron pasando las horas el rumor se hizo cada vez más fuerte, y este domingo por la noche se confirmó que Domínguez presentó su renuncia, la que fue aceptada por los dirigentes y este lunes en el regreso del plantel a los entrenamientos Esteban Fuertes se calzará el buzo de DT y dirigirá al equipo hasta el final del 2018.

Sin dudas que de Colón se va un técnico que cuando apenas llegó se dio el lujo de guiar al equipo a una victoria en el Clásico Santafesino en el 15 de Abril (2-0 el 2017). En tanto que en el mismo certamen protagonizó una campaña histórica, ya que el Sabalero por primera vez en Primera División hilvanó siete triunfos al hilo. De yapa se logró la clasificación para disputar la Copa Sudamericana.

En tanto, en la temporada siguiente, después de varias tormentas, clasificó otra vez al conjunto rojinegro a la Sudamericana 2019, mientras que en la actual edición del certamen se dio el lujo de dirigir al Sabalero en la victoria por 1-0 ante el poderoso San Pablo, que por primera vez perdió en el mítico Morumbí ante un equipo argentino.

Colón luego se dio el lujo de eliminar a San Pablo por penales en Santa Fe y animó una serie muy pareja ante Junior de Barranquilla, con quien quedó eliminado en los cuartos de final.

Pero Domínguez nunca le pudo encontrar la vuelta al equipo, ya que siempre careció de una identidad de juego. Y este domingo cristalizó lo que se veía venir, es decir lo que en la semana le había manifestado a Radio Sol 91.5, cuando adelantó que una vez que terminara el año se iba a sentar con Vignatti para hablar de su futuro.

Pero el último resultado precipitó el final, Domínguez presentó su renuncia a la dirección técnica de Colón. Asumirá Bichi Fuertes, quien en principio dirigirá hasta el último partido de 2018, mientras ya comienzan a sonar Pablo Lavallén y Martín Palermo como máximos candidatos a calzarse el buzo de DT rojinegro.