El mendocino, que llega procedente de Gimnasia de La Plata, se convirtió en el primer refuerzo del Tate para afrontar la próxima Superliga.

Luego de las partidas de siete jugadores titulares que fueron vitales en el último proceso futbolístico, se esperaba que los dirigentes salgan al mercado de pases en busca de refuerzos de jerarquía y calidad, ya que la vara que dejó el plantel era muy alta, debido a la doble clasificación histórica para disputar la Copa Sudamericana (2019 y 2020).

Por eso sorprendió a todos que la primera cara nueva, según se oficializó en las redes sociales, haya sido el arquero Sebastián Moyano, un desconocido para gran parte del mundo Unión, ya que viene de ser suplente en Gimnasia de La Plata.

En un momento se mencionó la chance que lleguen Lucas Acosta o César Rigamonti, quienes llegaban de descender con Belgrano, y que Nereo Fernández sea el que desembarque en el conjunto pirata para afrontar el certamen de la “B” Nacional.

Está claro que con el arribo de Moyano la intención de la dirigencia es que Marcos Peano, tal cual ocurrió en los últimos partidos de la Copa de la Superliga frente Tigre, sea el arquero titular para iniciar la próxima temporada.

Con esta decisión, es un hecho que Matías Fidel Castro rescinda su vínculo con Unión y continúe en Temperley, equipo que le ofrece titularidad y un jugoso contrato para buscar el ascenso a Primera División. Tampoco continuaría Joaquín Papaleo, quien seguiría su carrera en un equipo del ascenso.

Moyano fue oficializado por el club en las redes sociales, mientras que este martes se informó que firmó su contrato por un año y que ya estuvo en el Predio Casasol, donde fue presentado a sus nuevos compañeros y al cuerpo técnico.

El arquero nació el 26 de agosto de 1990 (tiene 28 años) en Mendoza, y surgió futbolísticamente de Godoy Cruz, donde integró los planteles de Primera División desde la temporada 2010/2011, más allá que recién debutó el 18 de junio de 2013, en el empate sin goles ante Quilmes en el Centenario José Luis Meiszner. En el Tomba totalizó 31 encuentros.

Mientras que en la temporada 2017/2018 se mudó a Aldosivi de Mar del Plata para disputar el certamen de la “B” Nacional. Disputó 24 encuentros y fue uno de los jugadores más importantes que tuvo el equipo en dicha campaña.

En tanto que desembarcó en Gimnasia de La Plata para la temporada 2018/2019, donde fue suplente de Alexis Martín Arias. Disputó tres encuentros, frente a San Lorenzo, Newell’s y River, lapso donde recibió cuatro goles (uno del Ciclón y tres del Millonario).