Esas fueron las primeras palabras del capitán de Newell’s sobre la victoria de su equipo en el clásico ante Central y la mala racha que rompió luego de ocho años, con su gol en el último minuto.

Maximiliano Rodríguez, mediocampista de Newell’s, transmitió su alegría a la prensa, luego de que su equipo se quedara con el clásico rosarino en el partido correspondiente a la séptima fecha del torneo de Primera División. La Fiera fue el encargado de anotar el gol de la victoria de forma agónica en el último minuto.

“La verdad que es una sensación inexplicable. Como dije en la previa, nos merecíamos una alegría como ésta. Hoy cambió todo, nos llevamos lo que quisimos”, declaró el capitán.

En cuanto al rendimiento de la Lepra, destacó: “Rescato el sacrificio del equipo, a lo mejor con un juego no muy bueno, pero lo más importante es el resultado. Ahora hay que disfrutarlo”.