Gustavo Alfaro, técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata, señaló que “hay muchos problemas no resueltos” en el fútbol argentino. Consideró justificado el reclamo de los futbolistas respecto del pago de sus salarios, pero opinó que problemas más perentorios tienen los otros trabajadores del fútbol, como los que cortan el pasto, que “tienen necesidades más urgentes que los jugadores”.

“Tiene que haber premios y castigos para los clubes que no pagan”, dijo Alfaro, quien además dio como ejemplo lo que ocurre en otros países. “En Chile, sin ir más lejos, a los clubes que no pagan no los dejan jugar, les descuentan los puntos o los bajan de catagoría”, explicó.

Alfaro dijo que estuvo conversando con entrenadores de clubes del ascenso quienes le expresaron que “están viviendo en condiciones muy adversas y que no los escucha nadie”. En el mismo sentido fue contundente al criticar la pelea por el poder en la AFA y la creación de la Súper Liga. “El fútbol del ascenso se queda con la AFA y la Súper Liga se lleva el negocio”, expresó finalmente.