El entrenador hizo un balance positivo de los 90 minutos ante Huracán, donde el equipo estiró su buen momento sumando un valioso punto. “No hay que confundir el camino”, destacó.

Leonardo Madelón, quien antes del partido prometió un partido de ida y vuelta frente a Huracán, en el Tomás Ducó, analizó luego del mismo lo que dejaron los 90 minutos de la cuarta presentación de Unión en la Superliga, que lo tiene con ocho puntos en los primeros lugares.

En el inicio, el DT destacó que “me voy con buenas sensaciones, ya que es un punto que sirve y ante un equipo bravo. Gustavo Alfaro le dio un nuevo aire a Huracán y es un equipo que se hace complicado en su cancha. Creo que está bien el punto porque fue un partido táctico pero ahora tenemos que valorarlo si le ganamos a Olimpo. Estoy contento por la racha del equipo ya que seguimos invictos, pero me voy preocupado por la lesión de Claudio Aquino”.

Sobre la lesión del ex-Independiente, dijo: “Sabía que podía pasar esto, más que nada por lo que habíamos hablado en la previa, pero siempre confiamos en la palabra de él ya que estaba confiado. Es más, en la semana trabajamos la variante de (Damián) por si lo podía jugar. Ganamos el medio, pero nos faltó el pase final”.

En otro tramo de la conferencia, volviendo al partido, afirmó: “Fue un partido de tablas, muy de media cancha. Costaba trasladar y dar un buen pase. Está claro que hay que seguir resolviendo cosas. pero estoy contento debido a que el equipo tiene las cosas claras y habla bien de la personalidad que va tomando”.

Para cerrar, destacó sobre el gran momento que vive el equipo en el torneo que “nosotros solo los potenciamos en la semana. Quieren cuidar lo hecho hasta ahora, por eso no hay que confundir el camino, porque nosotros tenemos que sumar para salir de la zona baja de los promedios. Somos pocos, pero buenos. Van recién cuatro partidos de 27 y tenemos que seguir sumando, me gusta como está el grupo”.

Y en cuanto a lo que viene para el Tatengue, afirmó: “Olimpo será duro como a todos. La resolución de Huracán era romper nuestra defensa, que estuvo bien parada y cerrada, y lo mismo nos pasará a nosotros contra Olimpo en Santa Fe, esas con las complicaciones de ser local en la Argentina”.