Rodrigo Gómez no descartó la chance de continuar en el club después de diciembre, y dijo: “Le conté mis ganas a los dirigentes y ellos me manifestaron las suyas”.

Rodrigo Gómez llegó en el receso de la temporada 2017/2018 a Unión, club del cual es hincha fanático, con el fin de darle un salto de calidad a un equipo que había terminado la primera parte de la Superliga en el tercer lugar de la tabla de posiciones.

Sin embargo, a Droopy le costó mucho sumar minutos en el equipo, y la readaptación al fútbol argentino le llevó mucho más tiempo de lo esperado. En los últimos encuentros fue muy importante para Leonardo Madelón, ya que fue el jugador más claro e incisivo en la derrota ante Godoy Cruz, y frente a Patronato trató de guiar futbolísticamente al Tate, ante la lesión de Mauro Pittón.

El enganche habló con Pelota Continental, que se emite por Continental Santa Fe (102.5), donde se refirió a su actualidad con la rojiblanca y se refirió también a su futuro, atendiendo a que a fin de año se termina el préstamo que le dio el Toluca de México.

En cuanto al partido ante Patronato, que estuvo los 90 minutos en cancha, dijo: “Fue mi primer partido entero en Unión, pero el balance individual tiene que ir con el grupal. Fue un partido duro, complicado, como lo habíamos planeado. Estuvimos dos veces en ventaja y no lo pudimos mantener. Quedé contento porque jugué los 90 minutos pero la alegría no terminó siendo completa porque no nos pudimos quedar con el triunfo”.

Pero no se quedó ahí, y afirmó: “Sabíamos que tanto el partido ante Godoy Cruz como el que jugamos ante Patronato iban a ser distintos. Estábamos siendo muy fuertes de locales, con un invicto prolongado. Con Godoy Cruz perdimos bien, fuimos superados, hay que reconocerlo. Pero ante Patronato el que intentó y quiso los tres puntos fue Unión, pero no pudimos mantener dos veces el resultado y nos empataron”.

También se refirió a lo que le aporta al equipo, y destacó: “El enganche en el fútbol argentino quedó un poco de lado, hoy el enganche tiene que jugar como doble cinco o como volante por derecha o izquierda. En estos dos últimos partidos me sentí mejor, nunca pensé que me iba a costar tanto la adaptación. Estoy tratando de volver a encontrar mi nivel, completando todas las prácticas de la semana. Siempre a disposición, creo que cuando me toca entrar trato de hacerlo de la mejor manera y sino me toca aliento al compañero que le toca”.

“Todos los compañeros, los 28 o 29 que somos en el plantel queremos jugar, entrenamos para jugar, le faltaríamos el respeto a la institución sino quisiéramos. Pero el que elige es Leo (Madelón) y siempre hay que estar preparados. Todos tenemos la ilusión del día a día entrenar para ser titulares”, destacó en otra parte de la entrevista.

Luego se le preguntó por su pegada, a la cual no le pudo sacar réditos en Unión, y opinó: “Es una deuda pendiente la pelota parada. Soy crítico conmigo mismo. Me tocó patear en zonas donde pude haber marcado diferencias, pero tengo que seguir mejorando. Fede (Andrada) me pidió la pelota para patear en el final, se tenía confianza, pero nadie es dueño de la pelota parada. Le dije que me dejara una, si quedaba otra se la dejaba y terminó pateando”.

En otra parte se refirió a su situación con el club, e indicó: “Es un préstamo con una opción de compra para Unión, y en Argentina tiene la prioridad para negociar después de diciembre. Sería muy apresurado hablar de mi futuro. Estamos a un mes de que termine el semestre, ellos me manifestaron sus ganas, yo las mías. Conmigo no van a tener problemas en sentarnos a negociar si se decide por mi continuidad”.

En cuanto a las posibilidades de jugar la Sudamericana 2019 en el club, opinó: “Sería muy lindo. El día que tomé la decisión de jugar en Unión para ayudarlo a clasificar a un torneo internacional y quedar en la historia del club, del que me siento identificado, me lo puse como objetivo”.

“Al hincha solo tengo palabras de agradecimiento, desde el primer día siempre me trataron con mucho cariño. Saben que tienen a un hincha jugando, tratando de ayudar al equipo, esas ganas a veces me juega en contra. Le digo que confíen porque está pasando un momento bueno en su historia y ojalá lo podamos mantener. El plantel y el técnico están identificados con el club, que apoyen porque nosotros vamos a tratar de responderles para darles lo mejor”.