El presidente de Unión, Luis Spahn, charló sobre la actualidad deportiva del club, la proximidad de la Asamblea y su posibilidad de continuar al frente de la institución rojiblanca.

A pocas horas de la Asamblea General pautada para este jueves en la sede de la institución, el presidente Luis Spahn charló de varios temas en el programa oficial La Vida Color de Unión.

Uno de ellos seguramente tendrá su abordaje ante los socios y es precisamente la posibilidad de instaurar las Sociedades Anónimas Deportivas en los clubes argentinos.

Al respecto opinó: “Creo que a nosotros, a nivel interno, tenemos desde la Comisión y gran parte de los socios, la idea de continuar bajo esta figura. Nada está exento, porque nada impide que alguna vez una mayoría en Asamblea puede determinar lo contrario. Hoy no hay puntero o alguien que defienda esta alternativa. La parte externa es ver qué opinamos si desde AFA o Superliga nos llaman para votar con respecto a esto y creemos que deberíamos oponernos, porque no sería bueno que se configuren sociedades anónimas dentro de la competición, porque podría haber intereses creados y lavado de dinero. Nosotros creemos que estamos donde estamos por historia y esfuerzo y que entren capitales externos puede modificar las leyes de la competencia”.

Para muchos sorprendió el silencio oficial, pero indudablemente la muerte de un hincha en las instalaciones del club a minutos de aquel empate contra Patronato mereció el abordaje del titular rojiblanco. En pos de aclarar la situación reconoció: “Nosotros lo vemos con preocupación. Es un tema que está en manos de la Justicia en el Ministerio de Acusación. Los organismos de seguridad actuaron y nosotros nos pusimos a disposición. Todavía no se pudo dilucidar si esto fue un ataque personal o circunstancial de una persona desequilibrada. Está trabajando la Justicia en esto y estamos a disposición para que esto se pueda esclarecer”.

En otro tramo de la charla se mostró disconforme con algunas decisiones de la Superliga, entre ellas postergar el partido contra River uno de los finalistas de la Copa Libertadores. Al respecto disparó: “Boca y River estuvieron cumpliendo partidos trascendentales y están amparados por el reglamento. Unión no fue el único perjudicado de algún modo, también San Martín de San Juan. La Superliga tiene los intereses de la Primera División y está dando sus primeros pasos, pero evidentemente que hay cosas para corregir. Esto desde ya no está bien, pero no somos los únicos perjudicados. Las circunstancias que abarcan a Boca y River son de las más importantes de la historia, donde se juega por el cetro. Nos tocó justo estar en el medio. Como en todas las cosas, siempre hay pros y contras. Estar tanto tiempo parados nos hace perder actividad, pero paralelamente nos permite recuperar a jugadores con lesiones. No está bien igual, pero no es fácil ponerle el cascabel al gato. River y Boca tienen un peso extraordinario y cuando cobramos la plata siempre se llevan más. La historia está escrita así y no es sencillo cambiarla, a veces los derechos de los clubes que no tienen la sartén por el mango quedan limitados”.

Es indudable que el presente deportivo es el mejor desde su presidencia, consiguiendo objetivos importantes y alcanzando por primera vez la participación en un certamen internacional. A propósito de esto, Spahn acotó: “Cuando se hace una retrospectiva y uno ve cómo los unionistas podemos disfrutar de la institución y nuestro deporte insignia, notamos que estamos haciendo un papel digno, donde desde una mesura económica y la austeridad logramos el orden institucional. Es producto del trabajo y el compromiso grupal. Nos genera un orgullo que nos pega y nos deja satisfechos. Todos los unionistas saben que esto es un camino complicado y donde es fácil caer al precipicio. Estar donde estamos es un gran mérito”.

Antes de su despedida, un poco en broma y entre risas, cuando le preguntaron por su continuidad al frente de la institución, el presidente reconoció: “En principio no tengo planificado morir (risas). Estimamos que habrá Spahn por varios años más, ojalá. Medio año hay de mandado, porque calculo que las elecciones serán en mayo. Pero estamos pensando en River, en la pretemporada y los refuerzos. Cuando uno vislumbra las cosas personales por encima del club entra a confundirse, pero todos acá entendemos que los intereses de Unión es lo que prima”.

FUENTE: Diario Uno Digital