Lucas Alario consideró que Unión tuvo mérito en generarle preocupación al Millonario, pero también rescató el cambio de actitud que tuvo el equipo. Además, reveló que en algunos momentos se fastidia cuando no puede convertir.

A pesar de que La Banda venció 3-0 al Tatengue, al equipo no se le hizo fácil avanzar a las semifinales del torneo más federal del país. River sufrió en varios momentos del encuentro y, más allá de que arrancó ganando 1-0, le costó llegar nuevamente al gol para definir el partido.

El Pipa reconoció que el rival hizo méritos para generarle preocupación al conjunto dirigido por Marcelo Gallardo: “Por suerte pudimos dar un paso más. Lo supimos sacar adelante. Los rivales de River siempre sacan un plus, por eso nosotros tenemos que estar al 100 por ciento porque nos puede ganar cualquiera. No tenemos que bajar la intensidad, tenemos que estar bien dentro de la cancha para poder ganar el partido. Fue un partido difícil y pudimos sacarlo a delante”.

A su vez, el santafesino dejó en claro que todos los duelos del certamen son decisivos: “Esta camiseta te obliga a pelear hasta el final. La Copa Argentina es especial para nosotros por el cupo de la Libertadores. Cada vez que jugamos la Copa sabemos que es una final”.

Por otra parte, Alario confesó que suele molestarle cuando no anota: “En lo personal, me gustaría convertir en todos los partidos. En algunos momentos me fastidio y se me va la cabeza para otro lado”. Aunque esta vez, el Pipa logró mojar sobre el final del partido y se sacó la espina.

Por último, el delantero dijo que ve bien la idea de que el Millonario juegue fuera de Buenos Aires para que todos los hinchas puedan alentar al equipo: “Me parece una buena idea. No toda la gente del Interior puede venir hasta buenos aires a ver un partido. Ir jugando en distitnas provincias es bueno para acercar a la gente de ellos. Este triunfo también es para ellos”.