Real, defensor del título, pese a perder esta tarde el clásico de Madrid frente a Atlético del entrenador argentino Diego Simeone por 2-1, de visitante, jugará la final de la Liga de Campeones de Europa de fútbol con Juventus, de Italia, el 3 de junio en Cardiff, Gales.
Es que el conjunto que dirige el francés Zinedine Zidane hizo valer el 3-0 conseguido en la semifinal de ida en el estadio Santiago Bernabéu, con los tres tantos del portugués Cristiano Ronaldo, el goleador histórico del torneo con 104 conquistas en 143 partidos.
El equipo del “Cholo” Simeone acarició la hazaña ya que se puso 2-0 rápidamente con los goles de Saúl y el francés Antoine Griezmann, de tiro penal, a los 12 y 16 minutos del primer tiempo, respectivamente.
Sin embargo, una inexplicable desatención defensiva de Atlético en el final del mismo período, derivó en el tanto de Isco, a los 42 minutos.
Real Madrid, con el 1-2, se acomodó mejor en el estadio Vicente Calderón y en la segunda etapa manejó con tranquilidad el partido.