El entrenador Sabalero sostuvo que “en esta etapa no podemos tener errores porque el margen es mínimo. Lo tomamos así y los jugadores lo interpretaron muy bien. Sabíamos cómo y cuándo teníamos que atacar y lo hicieron”.

El entrenador de Colón habló en conferencia de prensa sobre el triunfo 2-1 ante San Lorenzo. “Siempre cuando uno gana, el balance es positivo. En el gol de Leguizamón me fastidié porque no me gusta que un jugador quede condicionado con una amarilla por el festejo. Es un chico que debe aprender, pero por eso fue mi enojo”, remarcó el DT.

Sobre la necesidad de sumar para alimentar el sueño de llegar a una copa, Domínguez señaló pro LT10 que “este partido lo tomamos como una final. En esta etapa no podemos tener errores porque el margen es mínimo. Lo tomamos así y los jugadores lo interpretaron muy bien”.

“Hoy en algunos aspectos volvimos a interpretar bien en qué, momento presionar. Sabíamos las características de San Lorenzo y no le podíamos permitir que ellos hagan su juego. siempre me pone feliz ganarle a San Lorenzo, pero hoy lo más impotante es Colón”, advirtió el hombre con pasado “Quemero”.

El técnico de Colón dejó en claro que “este fue un partido diferente al de la Copa Argentina. Hoy había jugadores que fueron campeones de América. El miércoles volveremos a jugar otra final e iremos a conseguir los tres puntos. Esta victoria está muy bien, pero mañana ya trabajamos pensando en lo que viene. Uno no quiere pecar de soberbio, pero el Pte sabía que nos comprometimos a tratar de llegar a jugar una copa”.

Sobre el final subrayó que “Vera fue muy importante para el equipo otra vez hoy, fundamentalmente en el segundo tiempo. Igual creo que en general se hizo un buen partido. Sabíamos cómo y cuándo teníamos que atacar y lo hicieron muy bien y por suerte lo pudimos ganar”