Luego de casi tres horas de juego, el tandilense se impuso al canadiense por 5-7, 7-6(1) y 7-6(3). Isner será su próximo rival en un torneo que si “Delpo” obtiene, le permitirá subirse al podio de la ATP por primera vez.

Juan Martín del Potro quedó a dos partidos de la gloria personal. Dos victorias que lo trasladarán, inmediatamente, al número 3 del ranking mundial si las obtiene.

Milos Raonic apareció en su camino como el escollo a saltar primero, y tras batallar durante casi tres horas ganó con parciales 5-7, 7-6(1) y 7-6(3) para avanzar a las semifinales del Masters 1000 de Miami.

Fue el 15° triunfo consecutivo del argentino, que tendrá a John Isner como próximo rival. El norteamericano superó al coreano Hyeon Chung por 6-1 y 6-4.

PRIMER SET

Fue realmente parejo y recién la primera chance de quiebre se dio al final y el canadiense no la desaprovechó. Por su parte, el argentino estuvo cerca de quebrar estando 5-5 y poniendo en deuce luego de un 40-15 en contra. Sin embargo, Raonic sacó dos veces ventaja con un par de ace y mantuvo su servicio, para llevarse el set por 7-5 tras una doble falta de Del Potro.

Al cabo del primer set, Juan Martín pidió asistencia. Según se pudo ver en las imágenes televisivas, el argentino no mostró síntomas de sufrir una dolencia muscular o de muñeca, sino que pareció más bien un malestar. Al cabo de algunos minutos, continuó su juego a la espera del médico, quien le acercó un medicamento.

SEGUNDO SET

Aunque Raonic cometió varios errores no forzados, se mantiene en partido ganando sus servicios. Por su parte, Del Potro aprovecha la potencia de sus golpes para llevarse los games que saca con amplia ventaja y sin permitir que su rival se ilusione con algún quiebre. Así llegaron al 2-2 parcial.

Juan Martín contó con la fortuna a su favor cuando logró el 0-30 gracias a que la pelota pegó en la manga y pico dentro del campo contrario para disgusto disgusto de Raonic, quien igualmente de inmediato metió un ace y no permitió que el argentino se le escapara. El canadiense sumó tres puntos seguidos más y sostuvo su saque: 3-2

Juan Martín del Potro (Foto: AP)
Juan Martín del Potro (Foto: AP)
La paridad siguió hasta el octavo game, donde Raonic cometió su primera doble falta. Luego un error no forzado del canadiense lo dejaron a Juan Martín ante la posibilidad de lograr dos puntos para el quiebre. Sin embargo, como sucedió en gran parte del partido, Raonic metió su 14° ace y volvió a ponerse en partido. A esto le sumó tres saques muy potentes ganadores, que le permitieron quedarse con su servicio y ponerse 5-4.

El set se definió en el tie break. Raonic arrancó con su segunda doble falta de partido, el mini quiebre llegó en un momento justo para Del Potro, que no lo desaprovechó: ganó sus dos puntos y se puso 3-0. Juan Martín siguió pegando con mucha precisión, logró otro mini quiebre tras un smash fallido del canadiense y sumó otro más para estar arriba 5-0. Si bien perdió el primer punto, el segundo lo ganó y quedó con cinco posibilidades de llevarse el set. Quebró en la primera chance y se llevó el tie break por 7-1 para igualar el partido.

Juan Martín del Potro (Foto: AP)
Juan Martín del Potro (Foto: AP)
TERCER SET

Arrancó con un doble break point para Raonic, quien no lo dejó pasar y se llevó el primer game. Sin embargo, no lo pudo defender ya que perdió su servicio y Del Potro quebró para el 1-1.

El set comenzó con todo y en cuatro games hubo cuatro quiebres. Primero, el canadiense se quedó con el servicio de Del Potro, que comenzó a mostrar síntomas de cansancio y dolor. Sin embargo, el argentino mantuvo su mentalidad ganadora y con mucho esfuerzo recuperó su servicio.

El quinto game fue muy disputado. Del Potro pasó de estar 40-0 a sufrir una gran remontada de Raonic, quien estuvo dos veces en ventaja para llevarse el juego. Pero no pudo y el argentino ganó con un tiro muy potente para el 3-2.

Los games que siguieron cada uno mantuvo su servicio y llegaron a un cierre de partido muy apretado. Con el 6-6, el set se define por tie break. El primer punto lo ganó Del Potro con un smash y sumó otro más gracias a la doble falta de Raonic, quien luego metió su ace número 18.

Juan Martín defendió el mini quiebre tras un peloteo intenso y un punto a través de un error no forzado del canadiense (4-1). “Delpo” logró su segundo mini quiebre, pero luego perdió uno de sus dos puntos. Estando 6-3 llegó a su primer match point, que no dejó pasar y el sueño sigue latente.

La victoria más rápida hasta acá en Miami: 1 hora y 14 minutos ante Nishikori (AFP)
La victoria más rápida hasta acá en Miami: 1 hora y 14 minutos ante Nishikori (AFP)
Tras el partido, el tandilense dijo que “fue agotador, física y mentalmente. Muy desgastante. Usé toda la energía que me quedaba. No sé cómo voy a estar mañana (por hoy), tengo dolores por todos lados. Mañana (por hoy) podré dar un parte médico mejor”.

Además, agregó: “Hoy fue una linda noche de tenis y emocionante para todos. El publico fue importante, tal vez en otro momento hubiera sido más fácil bajar los brazos, pero tenía que dejar la última gota de energía en la cancha”.

Lo hecho por Delpo hasta aquí en Miami venía de una combinación excelente de victorias y escaso desgaste, vital para que su físico soportara la exigencia de casi tres horas de juego. Fue el 15° triunfo consecutivo tras coronarse previamente en el ATP 500 de Acapulco y de conquistar el Masters 1000 de Indian Wells en la final contra Roger Federer.

Del Potro venció a Raonic y sigue soñando con el 3 del mundo (AFP)
Del Potro venció a Raonic y sigue soñando con el 3 del mundo (AFP)
Hasta el momento, en solo una ocasión había disputado los tres sets (en el debut contra el holandés Robin Haase). En ese duelo debió trabajar durante poco más de dos horas. Luego, dos presentaciones express: eliminó en 1 hora 14 minutos al japonés Kei Nishikori y barrió en 1 hora 25 minutos al serbio Filip Krajinovic. Hasta que llegó este duro partido.

Ese panorama puso a Juan Martín frente a la posibilidad de obtener el número 3 del ranking mundial si obtiene el título en este campeonato. La derrota de Marin Cilic ante Isner en octavos de final le abrió la puerta para depender de sí mismo. En caso de que suceda eso, alcanzará el mejor ranking de su carrera ya que lo máximo que escaló fue hasta el cuarto puesto.

Más allá de que en el camino posible rumbo a semifinales el rival es Isner, el otro lado del cuadro tiene como protagonistas a Pablo Carreño Busta-Kevin Anderson y Alexander Zverev-Borna Coric. Todos potenciales adversarios en una final.