El marcador central no dudó en admitir que el Sabalero “no arrancó bien el semestre” y que la eliminación ante Junior “dolió” porque tenían “muchas ilusiones”.

Colón transita por una semana especial, ya que no habrá actividad en la Superliga, pero sí acción en la Copa Santa Fe recibiendo este sábado, desde las 16.30, a Atlético San Jorge en el cruce pendiente de semifinales. Está más que claro el entrenador, Eduardo Domínguez, aprovechará para darle minutos a aquellos jugadores que no les tocó jugar mucho.

Pero amén de todo esto, sigue habiendo muchas cosas en el tintero de lo que pasó y de lo que resta por venir, sobre todo en el torneo local, ya que el Sabalero ya se quedó sin la Copa Sudamericana y Copa Argentina.

“No arrancamos bien el semestre. Esa es la realidad. Después jugamos mejor la serie contra San Pablo (Brasil), pese a que ellos eran superiores en historia y jerarquía. Después tuvimos varios altibajos y nos quedamos afuera ante San Lorenzo por la Copa Argentina, que se nos terminó escapando en el final, ya que había hecho un buen partido. Lo mismo nos pasó en la Sudamericana ante Junior, que nos dolió mucho, porque teníamos muchas ilusiones”, reconoció el defensor de Colón, Erik Godoy, en diálogo con el programa Diez en la City que se emite por FM “X” 103.5.

Siguiendo por el mismo hilo conductor, sacó pecho y se mostró conforme con el trabajo realizado en el certamen internacional pese al desenlace final: “Estuvimos a la altura de esta Copa. Nos tocó un rival duro como Junior, al que le jugamos de igual a igual y no merecieron más que nosotros. Empatamos la serie en Santa Fe y después por un error nos quedamos afuera. Son errores que no deben volver cometerse y por eso lo tomamos como un aprendizaje para el año que viene, donde volveremos a participar”.

Pero la conclusión solo ahí: “Junior es un rival que está acostumbrado a jugar la Copa Libertadores y Sudamericana, pero así y todo no fue mucho más que nosotros, todo lo contrario, creo que lo superamos. Simplemente por pequeños detalles nos quedamos afuera”.

Desde su arribo para este campeonato el defensor ponderó la importante competencia interna que hay en el plantel, algo que pretende Eduardo Domínguez: “Lo que tiene el técnico es que te exige al máximo y por eso nadie se siente titular. La prioridad es correr, meter y jugar. Vamos en un buen camino. Le ganamos a Newell’s y ahora se viene River, que será un rival complicado y en eso nos enfocamos”.

En el final, resaltó que “esta bueno que sea así para que ningún jugador se relaje. Ahora nos quedó solo la Superliga y hay que dejar todo para seguir sumando”.