El DT Leonardo Madelón reconoció la superioridad de Godoy Cruz en Santa Fe, pero también admitió que “estábamos acostumbrados a ganar y por eso nos vamos dolidos”

Leonardo Madelón dejó pasar un puñado de minutos después del 3-0 y decidió acudir a la sala de conferencia de prensa para de movida reconocer que “primero le pedí a la gente que por favor me aplauda al equipo, casi un año y medio invicto en casa no es usual, le agradezco a la gente, algún día se iba a cortar, nos cortó un equipo que nos ganó bien, más allá del sistema táctico estuvimos mal con la pelota, ellos hicieron el trabajo muy bien”.

Cuando comenzó a desglosar algunas facetas del juego, el DT expresó que “nosotros también no pudimos hacer nada, si lo empatábamos lo ganábamos, hay que reconocer que nos superaron y cuando uno no juega bien hay que decirlo, estoy agradecido al hincha que vino, que hace el esfuerzo, estamos dolidos con un año y pico sin perder, algún día las rachas se cortan y cuando se cortan pasa eso, que sea una noche mala lo veremos el viernes que viene, me voy también preocupado por la lesión de Mauro Pittón”.

En otro tramo de la charla, el estratega rojiblanco acotó que “todo fue de Godoy Cruz, la segunda pelota y las divididas, nos ganaron esa posición y tuvimos muchas imprecisiones en jugadores, no voy a hacer nombres, hubo picos bajos, y el técnico puede tener un bajo rendimiento, ustedes me conocen cuando decía que este rival es bravo, veníamos tan bien que no te das cuenta y es uno más para la bolsa, se nos plantaron muy bien y nos terminaron ganando muy bien”.

Si bien volvió al tradicional esquema 4-4-2 al comenzar el segundo tiempo, el técnico de Unión expresó que “teníamos una opción que si te va mal, hay que sacar alguien del fondo y volver a lo original, veníamos tan bien con este nuevo esquema, ganando dos partidos como visitante, le doy mucho mérito a Godoy Cruz, no nos dejó ser, actuar, hay que darle la derecha de Dabove, cuando superamos al rival nos gusta que nos reconozcan, nos maniataron y todo eso se convierte en imprecisión, perdiste y está bien, no hay que llorar y esperar el viernes”.

La tranquilidad en cuanto a los resultados y un buen colchón en la tabla de promedios invitaba al orientador a poder ensayar con variantes de acuerdo a cada presentación. Algo que el mismo Madelón se encargó de aclarar: “Tenemos un promedio bien, en la parte de arriba, quería ver como respondía este sistema, el 4-4-2 lo utilizamos de visitante, perdimos y empatamos, cambiamos y ganamos dos partidos seguidos, no me voy a ir preocupado, entiendo y le dije a los muchachos que en la vida hay derecho a tener una mala noche. No hay fantasmas, queda dolido el grupo, estábamos acostumbrados a ganar y por eso nos vamos dolidos”.

Antes de retirarse cuando le preguntaron si el equipo pudo entrar presionado a la cancha, sabiendo que una victoria lo ponía en la punta de la Superliga, a lo que acotó que”era la arenga quedimos, al menos estar arriba hasta mañana, Racing tal vez no pensó en perder y perdió en Tucumán, está parejo todo, este es un mensaje de paridad en el torneo, no nos tenemos que confiar y preparar el partido contra Patronato.