“Se hizo difícil sostener u ritmo, hubo mucho calor y humedad para los dos”, arrancó diciendo el goleador sabalero.
Más adelante afirmó: “Me voy con una sensación rara, ellos aprovecharon la pelota parada, porque la manejan muy bien. El punto sive. Veníamos de un golpe duro y hoy nos recuperamos y nos dimos cuenta que nos tenemos que hacer duros entre nosotros”.

“Este tipo de partidos nos tienen que servir para demostrar el carácter que tenemos, la hombría que tenemos, nosotro vamos a demostrar que pase lo que pase vamos a seguir peleando hasta el final”, cerró el mendocino.