El Tribunal de Disciplina de la AFA se expidió y determinó el castigo para el defensor de Unión tras recibir la roja por un codazo a Iván Marcone.

Para muchos en Unión, su salida fue determinante en la derrota ante Boca. Más que nada, porque se le dio una ventaja mayúscula a un rival con nombres importantes y comprobada jerarquía. Entonces resistir con 10 no fue posible y la historia se consumó de una forma poco grata.

Se trata de Damián Martínez, que se fue expulsado cerca del final del primer tiempo tras aplicarle un codazo inconcebible a Iván Marcone. Hasta allí, el Tate era dominador y ganaba con claridad 1-0. Luego todo se hizo cuesta arriba y terminó cayendo 3-1. Producto de esa acción, el entrenador rojiblanco, Leonardo Madelón, reconoció en conferencia de prensa que se vio un vestuario “caliente y en el que se dijeron varias cosas”.

Tanto es así como además mencionó que podría caberle alguna otra “sanción” además de la lógica por la roja. Pero amén de todo esto, internamente se estaba muy expectante de la resolución que tomaría el Tribunal de Disciplina de la AFA. Más que nada basado en el informe del árbitro Andrés Merlos, de floja actuación en el duelo pasado en el estadio 15 de Abril.

Pero podría decirse que la sacó barata, ya que solo recibió una fecha y se perderá nomás el encuentro del próximo lunes como visitante, a partir de las 19, ante Tigre por la 22ª fecha de la Superliga. En realidad estaría a disposición, porque si se tienen en cuenta las palabras del DT, no quiere decir que vaya a volver a ser titular tan rápido.

Máxime si se tiene en cuenta el rendimiento que puede tener Brian Blasi como lateral derecho ante el Matador. Por lo pronto se develó un misterio que tenía con dudas a algunos.