El entrenador de Colón fue contundente respecto a la utilización del Árbitro Asistente de Video en el partido del jueves ante Argentinos por la Sudamericana. No confirmó el equipo.

Colón se prepara para afrontar el primer compromiso oficial del segundo semestre del año, la ida de uno de los cruce de los octavos de final de la Copa Sudamericana ante Argentinos Juniors del jueves en Santa Fe, desde las 21.30 y con el arbitraje del uruguayo Esteban Ostojich.

El plantel trabajó con suma normalidad en el predio Ciudad Fútbol y, si bien el entrenador, Pablo Lavallén, tiene ya la formación titular, no cambió su estilo y evitó confirmarlo en conferencia de prensa. El DT se mostró de buen ánimo y confiado en lo que puede conseguirse en el estadio Brigadier López. Fue mesurado y dijo que no se juega el misterio en la previa sino que la idea es evitar darle pistas al rival.

“Si bien hay posibilidades de ver lo que hace el rival, por el acceso a videos que brinda el avance de la tecnología, es muy fácil prever cómo se puede jugar. Todo pequeño engaño bien entendido te da la chance de hacer diferencias. Entonces lo que hay que tratar de estos tiempos es de tener un estilo definido sin ser predecible, siempre tratando de sorprender. A veces solo necesitás de una acción para ganar un partido. Para eso existe la pelota parada y las jugadas de distracción. Uno puede en una jugada cambiar el rumbo de una serie o torneo. No se trata de jugar al misterio. El tema es ver cómo se juega y por eso la idea es por no ser predecibles”, reconoció el estratega sabalero en diálogo con los medios de la ciudad.

Luego, explicó que es muy factible que Lucas Acevedo, quien llegó desde San Martín de Tucumán como refuerzo, pueda ser titular: “Hicimos mucho hincapié en él porque es el que menos trabajo tiene en comparación a los otros centrales vienen jugando y que se conocen. Hizo un trabajo con posturas del cuerpo para saber cuándo achicar y demás. Acevedo todavía no tiene tanta coordinación con los compañeros. Por eso quizás es donde más trabajó. Le llevará tiempo acoplarse, pero lo está haciendo bien”.

“El equipo lo tengo prácticamente decidido. Quizás probemos alguna variante si es que vamos ganando o si tenemos que salir a buscar un gol. Para ello necesitás a veces lo mismos jugadores y otros no. Acevedo llegó en buena forma y pese a tu talla no es lento. Lo vimos un ratito contra Patronato y lógicamente le falta un poquito de ritmo, pero la idea primaria es que se entienda bien con el resto. Si lo trajimos es porque tiene buenas condiciones y si está bien tiene las mismas chances que los demás. Trataremos de poner lo mejor para neutralizar al rival”, agregó.

Indefectiblemente, el técnico se metió de lleno en el VAR, que se presentará por primera vez en Santa Fe justamente en este duelo internacional contra el Bicho y que está en el centro de la polémica por su utilización con falencias en la Copa América de Brasil. “El sistema es infalible. No se equivoca, porque se puede repetir una y otra vez. Los que erran son los hombres. Tanto en el partido de Brasil y Argentina como en la final, después de ver el penal que cobra en contra de Perú, donde hay una carga lícita, se nota que hay un doble discurso. Apoyarse en la tecnología y después insistir en el criterio erróneo, es la decisión que no va de la mano. El sistema no falla y muestra realmente lo que pasó, pero el que no fue acorde fue el dictamen del hombre, que todavía no logra unificarse más allá de achicarse el margen de error. La interpretación es dispar por ahora pese a que se ve lo mismo. Es un dispositivo que le puede hacer bien al deporte y habrá que ajustar un poco para que funcione”.

Pero seguidamente, no dudó: “No preocupa. Con esta herramienta el árbitro tiene la posibilidad de equivocarse menos y toma la decisión de revisar. Precisamente sobre esto nosotros vamos a tener una charla y le preguntaremos mañana (por este martes) a la gente de la Conmebol quién es el que toma la decisión de revisar las jugadas, si alguien de arriba o si el árbitro puede negarse a ver la acción. Eso todavía no me queda claro. No tengo ningún inconveniente que se use. Me parece que esta implementación le da un mayor protagonismo al árbitro y todos dicen que el mejor juez es quien pasa inadvertido. Ahora esto hace que se sientan más observados, algo que a veces es bueno y a veces no tanto”.

En otro tramo de la conferencia, ante una consulta respecto a qué partido se espera ante el elenco de La Paternal: “Para mí va a ser muy parejo. Distinto a un equipo de otro país, donde la sensación de jugar en un lugar donde no lo hacés nunca puede generar un impacto. Cuando son del mismo país la cosa es más equitativa. Será una serie muy disputada y que se definirá por detalles. En acertar y no errar. No creo que incida demasiado quién define o arranca de local. Nos conocemos bastante y puede pasar cualquier cosa. No creo que haya sorpresas”.

En el final, su terminante: “Argentinos es un equipo muy intenso. Desde la llegada de Davobe es un equipo que presiona y atora cuando pierde la pelota para hacértela dividir. Juega mucho por las bandas y con un cinco de manejo como Fausto Vera. Tiene sus atributos porque llegó a la semifinales de la Copa de la Superliga. Es un rival complicado, con lado fuertes y débiles. Será un choque disputado y esperamos poder sacar provecho de nuestras fortalezas y aprovechar sus debilidades”.