“Es un partido para no guardarse nada, estamos jugando finales”, dijo el Tigre,que le convirtió un recordado gol al equipo peruano en las eliminatorias para México 86, y que el jueves enfrentará por primera vez a la selección nacional.

 

MA (De nuestros enviados especiales).- El 30 de junio de 1985 es un día que tiene una marca especial en el calendario de Ricardo Gareca. Las sensaciones al recordar aquel día se le entremezclan. Es que hizo estremecer al estadio Monumental con el gol que marcó para que la Argentina empate el juego 2-2 ante Perúy con ello conseguir un pasaporte al Mundial de México 86. Pero la vida tiene demasiadas vueltas y hoy el Tigre está parado justo en la vereda de enfrente. Es el técnico del seleccionado peruano que pretende dar mañana el golpe ante el conjunto de Edgardo Bauza.

Reconoció Gareca tiempo después que ese gol fue importante en su carrera, aunque después recibió el golpe de haber quedado fuera de la convocatoria deCarlos Bilardo para el Mundial. El remate potente de Passarella y el rebote de Eusebio Acasuzo, todavía están en la retina del Tigre, pero hoy su cabeza está puesta en el duelo ante la Argentina y en cómo detener a un seleccionado que no tiene a Messi, pero sí a una armada tan poderosa que intimida. “En lineas generales más allá de la importancia que no esté Lionel Messi, Argentina invita a realizar lo que teníamos pensado así este o no él. Ellos tienen jugadores determinantes con mucha capacidad y debemos tener una concentración máxima en todos los aspectos”.

No quiere anclarse en los recuerdos Gareca. Elude aquellos goles de José Velázquez y de Gerónimo Barbadillo que habían puesto a Perú 2-1 en aquella noche del 30 de junio del 85. Así como tampoco se detiene en el tanto de Pedro Pasculli y su gol, el que le dio la clasificación a la Argentina. Ahora lo que lo ocupa es sumar para llegar a Rusia 2018. “Hay que ganar el partido, más allá de la situación en la que estamos envueltos, uno tiene que ganar el partido sabiendo que hay que trabajarlo, creo que estamos en condiciones desde el punto de vista de los talentos de nuestros jugadores. Tenemos argumentos para ganar el partido”.

Gareca será nuevamente un actor importante en un duelo entre Perú y la Argentina, aunque ahora desde el otro bando. Y será muy especial para él, porque será la primera vez que se enfrentará a la Argentina como entrenador. “Creo que Argentina va a intentar ser protagonista en el juego, veo un partido desde el punto de vista futbolístico muy intenso y muy bien jugado. Es un partido para no guardarse nada, estamos jugando finales, eso no significa no pensar el partido”.