El entrenador de Central, quien se fue expulsado, no ocultó su bronca con el árbitro Abal después de la derrota ante Estudiantes.

Rosario Central cayó ante Estudiantes de La Plata por 3-2, quedó a ocho puntos del Pincha en el campeonato y no llegará de la manera esperada al clásico de la semana que viene frente a Newell´s.

Eduardo Coudet hoy no quedó conforme por lo realizado por el árbitro Diego Abal y se lo manifestó claramente después del partido disputado en la cancha de Quilmes por la sexta fecha.

El Chacho se fue expulsado por protestar luego de la tarjeta roja que recibió Giovani Lo Celso, quien de esta manera se perderá el encuentro ante Newell´s.

“No quiero hablar del arbitraje, pero pido igualdad de condiciones. A Matías Aguirregaray lo advirtió por una misma situación en la que amonestó y expulsó a Giovani (Lo Celso)”, afirmó el entrenador.

“A mí me echó por patear una botella. Lo hice de bronca porque perdimos a un gran jugador antes del clásico (con Newell’s) que se nos viene la próxima semana, nunca les falté el respeto”, explicó.