El Sabalero sumó su noveno partido sin poder ganar en el medio local, mientras espera el partido de la próxima semana por la Copa Sudamericana.

Los de Victoria fueron un poco más en la etapa inicial, y en el complemento Colón lo empaejó con más actitud que fútbol.

El equipo de Pablo Lavallén solo tuvo aproximaciones. Un anticipo de Leguizamón de cabeza en el primer tiempo y otra en el primer palo en el complemento; y un remate cruzado de Escobar que despejó Marinelli.

Fernando Zuqui y Gonzalo Escobar fueron de los puntos más altos en el rojinegro.

La revancha será el domingo 21 de abril en Victoria.

En el estadio Brigadier López, Colón mostró algunas cosas nuevas, pero sigue sin ganar en el terreno local al empatar este viernes 0-0 ante Tigre en el partido de ida de la Copa de la Superliga. Tuvo un flojo primer tiempo y luego presentó una mejor imagen en el complemento, aunque todavía no le alcanza para romper una racha que llega a los nueves partidos sin sumar de a tres. El oasis sigue siendo el triunfo ante Deportivo Municipal de Perú.

La Superliga ya es historia y Colón cerró su segundo peor torneo de los últimos 43 que jugó desde 1995 hasta la fecha. Por ello, este nuevo formato llamado Copa de la Superliga es una buena oportunidad para comenzar a enderezar el rumbo futbolístico.

Te puede interesar
Argentinos le ganó a Colón en Reserva sobre el final
Al cabo de los primeros 45 minutos, Colón mostró los mismos problemas que lo vienen aquejando en todo el 2019. Un equipo sin confianza al que le cuesta imponer una idea de juego y ser superior a su rival. Por ello en el balance, Tigre fue un poco más dejando una mejor imagen en lo colectivo.

Si bien en chances de gol fue parejo,. ya que ambos generaron dos opciones, la realidad marca que el Matador sabe a qué juega y el Sabalero no. La más clara para el dueño de casa fue un cabezazo por encima del horizontal de Nicolás Leguizamón a los 23′ luego de un tiro libre de Tomás Chancalay.

El elenco de Victoria a los 11′ en una pelota quieta estuvo cerca de anotar, pero Cardozo no llegó a conectar en el segundo palo. El visitante fue el que manejó el balón con buenas intervenciones de Lucas Menossi y Walter Montillo, pero le faltó la puntada final. Insinuó más de lo que concretó.

Por su parte lo de Colón lució forzado y siempre apelando a la jugada individual para tratar de sacar algún rédito, que no llegó en la primera etapa.

Te puede interesar
“Colón retrocedió 20 años y no me entusiasma cruzar una palabra con Vignatti”
En el segundo tiempo el tramite se dio de igual manera, manejando más el balón, pero no aprovechando esa tenencia para disponer de chances claras. En el inicio del complemento Janson se lo perdió dentro del área rematando cruzado y luego Montillo la picó y el balón se fue por encima del horizontal.

Colón pudo marcar con Leguizamón que anticipó dentro del área, pero el remate se fue cerca del caño derecho. Lo cierto es que siempre la sensación fue que Tigre estaba más cerca, por lo cual en función de como se dio el partido y sabiendo que el gol de visitante vale doble no es tan mal resultado el que logró Colón.

Te puede interesar
“Colón crece”, el video sobre el Brigadier López que se hizo viral
Es demasiado poco como para conformarse, pero habida cuenta de lo mal que viene jugando cualquier resultado que no sea perder debe tomarse como algo positivo dentro de un contexto de enorme negatividad que genera dentro del campo de juego.

El canto final de los hinchas resumen el presente futbolístico de un Colón que nuevamente decepcionó. Esta vez quizás no tanto en el resultado, ya que enfrentó a un equipo que, si bien descendió, desde que asumió Néstor Gorosito estaba invicto con cinco triunfos y dos empates. Pero más allá de eso, la realidad indica que Colón no logra levantar cabeza y continúa transitando por la mediocridad constante que lo lleva a ser de los peores equipos del fútbol argentino.

De hecho en este 2019 apenas le ganó a Argentinos por la Superliga y a un cuasi amateur Deportivo Municipal. Por ello a nadie debe extrañar este presente paupérrimo del equipo con jugadores sin confianza ni rebeldía como para intentar algo diferente. Se nota que es un equipo aburguesado que no tiene sentido de pertenencia ni tampoco el compromiso necesario como para revertir este momento.

Formaciones

Colón: Leonardo Burián; Gustavo Toledo, Emanuel Olivera, Damián Schmidt, Gonzalo Escobar; Christian Bernardi, Fernando Zuqui, Marcelo Estigarribia y Gabriel Esparza; Tomás Chancalay y Nicolás Leguizamón. DT: Pablo Lavallén.

Tigre: Gonzalo Marinelli; Martín Galmarini, Ignacio Canuto, Néstor Moiraghi, Lucas Rodríguez; Lucas Menossi, Agustín Cardozo, Diego Morales y Walter Montillo; Lucas Janson y Federico González. DT: Néstor Gorosito.

Cambios: ST 12′ Nicolás Colazo x Janson (T), 23′ Juan Cruz Zurbriggen x Leguizamón (C), 24′ Juan Ignacio Cavallaro x Morales (T), 29′ Franco Zuculini x Chancalay (C), 38′ Santiago Pieroti x Estigarribia (C) y 39′ Alexis Niz x Galmarini (T).

Amonestados: Christian Bernardi y Santiago Pierotti (C); Ignacio Canuto, Nicolás Colazo y Martín Galmarini (T).

Árbitro: Patricio Loustau.

Estadio: Brigadier López.